Descargas

El Canal de Navarra, una apuesta por el progreso de Navarra

(UPN/28.3.14) Este miércoles se adjudicó de manera provisional la obra de la zona regable de la ampliación del Canal de Navarra hacia tierra Estella, una infraestructura que, además de contribuir al equilibrio territorial de Navarra, proporcionará empleo directo a 500 personas durante su construcción (2014-18) y consolidará el sector agroalimentario de la Comunidad Foral, que da empleo a 25.000 personas.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 147,5 millones de euros y supone la mayor licitación de obra pública realizada en Navarra en los últimos años. Tiene por objeto la construcción, gestión y explotación, durante 30 años, de la ampliación de zona regable de la primera fase del Canal de Navarra. La obra incluye la construcción de un ramal de 21,3 km. entre Artajona y Lerín, que posibilitará la transformación en regadío de 15.275 hectáreas de las riberas del Arga y el Ega.

El calendario previsto de inversiones es el siguiente: 8 millones en 2014, 43 millones en 2015, 59 millones en 2016, 41 millones en 2017 y 10 millones en 2018.

Esta obra va a dar por impuestos más retorno al Gobierno de Navarra que lo que se va a invertir en el canon, ha indicado Yolanda Barcina, quien ha insistido en que es una apuesta por el desarrollo económico y por el agua. En definitiva, una apuesta por la actividad económica y por el progreso de Navarra.

«Es una apuesta de Navarra, por tener agua en un futuro y que esta difícil situación económica que estamos atravesando ha hecho que tengamos una de las mayores bajas en una obra pública de estas características de las que nos vamos a beneficiar todas las navarros», ha añadido, en referencia a que el grupo adjudicatario, OHL-Agbar, ha presentado una baja (disminución del precio) del 25%.

A partir de ahora, será la Mesa de Contratación la que deberá analizar la coherencia de la propuesta económica y de la planificación financiera. En este análisis participará también el Colegio de Economistas de Navarra y la consultora PricewaterhouseCoopers.

Dada la importancia económica del concurso, se ha querido dotar al proceso del máximo rigor y transparencia, para lo cual se han adoptado una serie de medidas por encima de lo que exige la normativa. Así, la valoración técnica ha sido informada por los colegios de Ingenieros Agrónomos y de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, y la oferta económica será valorada también por el Colegio de Economistas. Además, se ha incorporado a la Mesa de Contratación como miembro un representante de la Junta de Contratación de Navarra.

Según precisó ayer la Presidenta en declaraciones a los medios de comunicación, esta obra es «una apuesta de nuestra Comunidad para tener agua, porque vamos a tener un mejor desarrollo territorial y también vamos a defendernos frente a la desertización del cambio climático, a cumplir la directiva del agua del año 2015».