Descargas

JJNN afirma que “Navarra ya tiene su bandera” y lamenta los “continuos intentos” de la izquierda abertzale por imponer la ikurriña

(JJNN/4.2.13) Juventudes Navarras ha manifestado hoy que “Navarra ya tiene su bandera, por muchas iniciativas legislativas populares que salgan adelante”. “La ikurriña no nos representa, como no nos representa la bandera de Extremadura o la de Andalucía”, ha indicado el presidente de JJNN, Nacho Igea, quien ha añadido que “desde nuestra asociación trabajaremos sin descanso para defender Navarra, su bandera y su singularidad”.

Nacho Igea ha lamentado “los continuos intentos que desde la izquierda abertzale se están llevando a cabo con el único fin de imponer la ikurriña en los ayuntamientos y edificios oficiales, algo que Juventudes Navarras rechaza”.

“Hay muchas sensibilidades en Navarra, hay personas muy diferentes, que se pueden sentir identificadas con banderas distintas, con imágenes o símbolos muy diversos, personas de otras nacionalidades que también tienen símbolos propios con los que se identifican, pero no por ello se llenan los ayuntamientos con ellos”, ha subrayado Igea.

En este sentido, el presidente de JJNN ha manifestado que “Navarra es una comunidad diferenciada, que tiene su escudo y su bandera”, al tiempo que ha criticado que formaciones como Bildu o Aralar hablen de que la Ley de Símbolos actual es ‘excluyente’, “más cuando en los municipios en los que ambas formaciones gobiernan, la pluralidad y la tolerancia brillan por su ausencia”.

Amenazas contra el concejal del PP

Finalmente, Igea ha aprovechado para trasladar su solidaridad a Juan Antonio Extremera, concejal del PP en Echarri Aranaz, y condenar enérgicamente la carta amenazante que recibió, en la que se incluía un dibujo de una bala 9 mm y un “¡Gora Euzkadi! ¡Gora Bildu!”.

“Precisamente el alcalde de Bildu de este municipio es uno de los firmantes de la iniciativa legislativa popular. Esto es lo que ocurre en aquellos lugares en los que los independentistas tienen la responsabilidad de gobierno, que esa tolerancia que reclaman se convierte en totalitarismo y persecución, como lo demuestran estas amenazas o como se está viendo a través de sus intentos de imponer el modelo D, pretendiendo marginar al que no lo curse”, ha concluido Igea.