Descargas

Yolanda Barcina agradece la «fortaleza» de los navarros ante la crisis y dice que salir de ella «exige un esfuerzo colectivo»

(Agencias/27.12.13) La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, ha agradecido la «fortaleza y tesón» de la ciudadanía navarra ante la crisis durante su mensaje de fin de año y, citando al expresidente sudafricano, Nelson Mandela, recientemente fallecido, ha resaltado que «la grandeza de la vida no consiste en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos».

En este sentido, Barcina ha indicado que «los territorios son tan sólidos como lo son las personas que los conforman en cada momento histórico» y se ha mostrado confiada en que Navarra «sabrá» ser una de las regiones más desarrolladas en una Europa «cada vez más unida».

Para ello, la presidenta ha solicitado «más que nunca» el empuje de todos. «Salir de la difícil situación actual lo antes posible nos exige un esfuerzo colectivo», en el que estén implicados las fuerzas políticas mayoritarias de Navarra, las instituciones españolas y europeas, y «por supuesto» la ciudadanía, ha afirmado.

En cuanto a la acción de gobierno, Barcina ha destacado que el Ejecutivo foral gobierna «con la máxima austeridad posible, mirando euro a euro dónde podemos reducir gastos para cuadrar las cuentas y afrontar programas generadores de empleo y de atención a quienes más lo necesitan».

Barcina ha recordado las dificultades que atraviesan muchos ciudadanos y empresas, así como las administraciones, que han visto disminuir los ingresos «necesarios» para prestar sus servicios, lo que les ha «obligado» a adoptar medidas «difíciles».

La presidenta ha asegurado, no obstante, que «por haber adoptado estas decisiones», «seguimos manteniendo uno de los más amplios sistemas de protección social». Asimismo, ha recordado que las personas que más directamente sufren los efectos de la crisis constituyen el objetivo «esencial» de la acción de gobierno.

Finalmente, se ha referido a los indicadores que anuncia que «lo peor ya ha pasado», una circunstancia que, sin embargo, a juicio de la presidenta, «no nos debe tentar a relajarnos», sino a «seguir nuestra labor extremando las cautelas y sin perder el ánimo para que Navarra sea una de las comunidades que antes retome la senda del crecimiento».