Descargas

El Gobierno foral trabaja para garantizar que se respeta la realidad institucional de Navarra en los centros escolares

(UPN/20.12.13)El Departamento de Educación está revisando a lo largo de este curso el material didáctico utilizado por los centros escolares navarros para comprobar que se cumple la legalidad y, en caso contrario, aplicarla en lo que se refiere a los contenidos del currículo oficial navarro. En el curso 2011-12 detectó en 28 centros libros no ajustados a los requerimientos de la normativa vigente.

Esta iniciativa se centra en este ejercicio 2013-14, principalmente en la revisión de los materiales didácticos que se usan en las aulas como material de apoyo o en sustitución de libros de texto.

Durante el curso 2011-12, el Departamento de Educación acometió el estudio en los centros para garantizar la adecuación de los libros de texto al curriculum oficial de Navarra. El estudio realizado tuvo como consecuencia la detección en 28 centros (22 públicos y 6 concertados y todos ellos en las etapas de Educación Infantil y Primaria) de libros no ajustados a los requerimientos de la normativa vigente en la Comunidad.

Los centros fueron requeridos a eliminar los textos que incumplían la normativa, y a utilizar contenidos ajustados al curriculum oficial de Navarra, ha indicado esta semana el consejero de Educación, José Iribas.

El Departamento de Educación comprobó este extremo y conoció las sustituciones, bien por otros textos, bien por materiales o de forma combinada (textos nuevos más materiales) que cada uno de estos centros utilizó para adecuarse a la legalidad.

Posteriormente, en el curso 2012/13 se estableció la obligatoriedad a todos los centros escolares, tanto públicos como concertados, de comunicar los libros que iban a utilizar a través de la plataforma Educa (herramienta de gestión y control del Departamento), para poder garantizar que ninguno de ellos estaba en los listados elaborados en 2010.

En el actual curso escolar, 2013-14, y como continuación del plan de revisión, se plantea la comprobación de materiales didácticos de elaboración propia, que ha comenzado en el primer trimestre y se prolongará a lo largo de los próximos meses.

Según ha explicado el Gobierno de Navarra, los textos que deben utilizarse están obligados en su contenido a adaptarse al rigor científico, al currículo aprobado por cada Administración educativa y también debían reflejar y fomentar el respeto a los principios, valores, libertades, derechos y deberes constitucionales.

Jose Iribas, consejero de Educación, ha señalado esta semana que el Gobierno de Navarra tiene que “garantizar una educación de calidad desde el punto de vista académico y de los valores, que cumpla la legalidad».

Asimismo, ha explicado que, en los libros detectados, «se produce una manipulación de la realidad institucional de Navarra” y ha insistido en que «la calidad de la educación navarra en todas sus redes y modelos, desde el punto de vista académico, es impecable».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *