Descargas

Barcina defiende que UPN «debe ofrecer y hacer posible el acuerdo, pero sin perder el pulso y sin precipitarse»

(Agencias/25.10.13) La presidenta del Gobierno de Navarra y de UPN, Yolanda Barcina, ha defendido que la formación regionalista «debe ofrecer y hacer posible el acuerdo, tender la mano, pero sin perder el pulso y sin dejarse llevar por la precipitación». «No debemos ir por el atajo de renunciar a nuestros principios para obtener la comprensión de la oposición», ha remarcado.

Barcina, en su intervención ante el Consejo Político, se ha referido a la «difícil» situación política actual y ha resaltado que «de nuevo» el «todos contra UPN o su más reciente versión del ‘Barcina, vete ya’, ha vuelto a ser la única doctrina que une a la oposición».

Para la jefa del Ejecutivo foral, «la desorientación» del PSN «está facilitando las cosas a los grupos nacionalistas que lideran la oposición a UPN y al Gobierno» y ha lamentado que su «única aportación a la sociedad navarra es torpedear todas las iniciativas».

Ante esta situación, Barcina ha argumentado que UPN «debe ofrecer y hacer posible el acuerdo, pero sin perder el pulso y sin dejarse llevar por la precipitación». «Ante un PSN desorientado, nosotros no debemos perder el rumbo, y ante un PSN desnortado, no vamos a dar bandazos», ha reivindicado.

Así, ha incidido en que la formación regionalista «no debe ir por el atajo de renunciar a nuestros principios para obtener la comprensión de la oposición», un camino que aunque sea «más largo o más duro, es por el que debe seguir UPN, el partido mayoritario de Navarra».

UPN es un partido de acuerdos, pero de acuerdos sólidos y útiles para la sociedad, no sólo para los partidos políticos que los firman.
Debemos recuperar el acuerdo y el pacto sobre valores que siempre practicó UPN en Navarra frente a la política decadente de convertir los pactos en repartos o los acuerdos duraderos en apaños momentáneos», ha sentenciado.

PLAN DONAPEA
En su discurso, la presidenta de UPN también se ha referido a lo ocurrido con el plan Donapea después de que la Universidad de Navarra decidiera renunciar al mismo ante «la falta de consenso», una decisión que Barcina ha atribuido a «los bandazos a los que el PSN ha sometido a este acuerdo, sobre el que han proyectado sus propias contradicciones internas, sus cambios de postura y su desorientación».

Tras citar textualmente las palabras que pronunció el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, el día de la firma del acuerdo entre la Universidad de Navarra y el Gobierno foral, Barcina ha opinado que «quien pocas semanas antes de las elecciones de 2011 protagonizaba una foto atribuyéndose el protagonismo de lo que indudablemente era una excelente noticia para Navarra, debería explicar ahora lo inexplicable».

Según ha expuesto la jefa del Gobierno foral, su Ejecutivo «ha hecho todo lo legalmente posible para evitar lo que podríamos calificar como un verdadero desastre para Navarra» y ha destacado que no cree que haya «muchas regiones ni países en el mundo dispuestos a torpedear un proyecto como el que nos traía la Universidad de Navarra».

Un proyecto, ha proseguido la presidenta de UPN, al que «como era de esperar se ha opuesto la coordinadora del no, que en esta ocasión ha conseguido envolver al PSN».

«En este episodio los nacionalistas han estado donde siempre, oponiéndose por prejuicios ideológicos y apostando al cuanto peor mejor», ha expuesto Barcina, quien se ha mostrado «segura» de que los partidos que han rechazado el plan de Donapea «acogerían los centros de investigación con los brazos abiertos en los territorios en los que gobiernan». «¿Por qué la Universidad de Navarra es buena para Guipúzcoa y mala para Navarra?», se ha preguntado.

En cualquier caso, la presidenta de UPN ha asegurado que su partido «seguirá trabajando allí donde esté para que todos los proyectos que se traduzcan en puestos de trabajo para Navarra se hagan realidad» y que apostará por «modernizar y mejorar la formación profesional pública». «Con nuestro gobierno estos centros de FP se van a construir», ha zanjado.

Por otro lado, Yolanda Barcina se ha referido a la situación económica actual y ha defendido que «frente a quienes se regodean en desacreditar la imagen de esta Comunidad foral, hemos de decir que Navarra en modo alguno es una zona catastrófica».

«Navarra es precisamente la región europea que presenta menores índices de pobreza y que sigue a la cabeza de todos los ranking en cuanto a calidad de sus servicios sanitarios y educativos», ha resaltado, si bien ha puntualizado que «aún continúan los tiempos complicados y de escasez de recursos económicos».

También se ha referido la presidenta navarra a la firma del octavo convenio colectivo de Volkswagen Navarra, «un hecho económico muy positivo» y que «garantiza altas cotas de actividad y competitividad para tan importante planta industrial en los próximos años».

«Creo que es digna de alabar la actitud mostrada por los trabajadores, sus representantes y la empresa, puesto que con su actitud flexible y responsable aportan estabilidad y confianza no solo para la compañía, sino también para el conjunto de Navarra», ha concluido.