Descargas

UPN considera una perversión que Amaiur “pretenda defender Navarra y, al mismo tiempo, diluirla en Euskalerria”

(UPN/23.10.13) Los senadores de UPN Amelia Salanueva y Pachi Yanguas han coincidido hoy en señalar, durante el Pleno de la Cámara Alta, que Unión del Pueblo Navarro “es garantía de la identidad de Navarra, un muro defensivo frente a las pretensiones anexionistas”. “Amaiur, sin embargo, pretende defender Navarra pero al mismo tiempo diluirla en lo que denominan Euskalerria”, han precisado.

Así lo han indicado los senadores regionalistas durante el debate y votación de una moción de Amaiur sobre el “compromiso” del Senado con las leyes y decisiones aprobadas por el Parlamento de Navarra, en la que pedían que se respetara la voluntad de la ciudadanía navarra. UPN ha presentado una enmienda, que no ha sido admitida. La moción de Amaiur ha sido rechazada con los votos de PP y UPN.

Durante su intervención, Amelia Salanueva ha manifestado que “en Navarra se pretende gobernar desde la oposición, sin entender que esto es, a nuestro juicio, una flagrante vulneración del principio de división de poderes”.

En cuanto a las leyes forales que han sido objeto de recurso de inconstitucionalidad a iniciativa del Gobierno de España, “desde UPN nos remitimos a la opinión que merezcan al Tribunal Constitucional a través de las correspondientes sentencias, que deben ser respetadas y cumplidas”.

“La estrategia que están siguiendo Amaiur y la izquierda abertzale es la de desgastar a UPN en las instituciones porque UPN es garantía de defensa de la identidad de Navarra”, ha subrayado Salanueva.
Por su parte, el también senador regionalista, Pachi Yanguas, ha calificado la moción de Amaiur de “perogrullada” y ha recalcado que UPN “estará siempre para defender la Navarra foral e integrada en España, nuestras competencias históricas conforman el ADN de Unión del Pueblo Navarro”.
En esta línea, ha indicado que “Amaiur pide que se respeten las decisiones del Parlamento Foral y resulta que ellos mismos no las respetan” para manifestar que “la Ley Foral de Símbolos es una norma emanada del Parlamento Foral, de la voluntad de los navarros, y ustedes se niegan a cumplirla”.