Descargas

Bildu demuestra una vez más su cara excluyente y sectaria

(UPN/18/10/13) Bildu no deja de sorprendernos. Han sido muchos los episodios que durante estos dos años hemos leído en los periódicos y visto en las instituciones en las que gobiernan. El último capítulo lo han protagonizado esta semana en Olazagutía, donde han excluido a dos niñas de un programa de tiempo libre por no estudiar íntegramente en euskera.

Resulta lamentable e inadmisible. Pero para Bildu esto es algo habitual porque gobiernan desde el sectarismo y la exclusión. Estos hechos no ocurren por casualidad y son un reflejo de la actitud que alcaldes, concejales y parlamentarios de la formación abertzale demuestran cada día en las instituciones.

Bildu hace gala de comportamiento ético y moral y, sin embargo, allí donde gobiernan demuestran lo contrario. Un ejemplo claro lo conocimos hace unos meses, cuando la alcaldesa de Zaldíbar, de Bildu por supuesto, cobró la paga extra de Navidad negada al resto de funcionarios y corporativos del Ayuntamiento. Buen ejemplo de integridad y comportamiento ético. Fue la única responsable municipal que recibió esa retribución.

Pero casos como éste Bildu los obvia o intenta esconder. Como el caso de Olazagutía. UPN se pregunta qué habría pasado si hubiese ocurrido lo contrario, si se lo hubiese negado a un niño que estudia en modelo D –íntegro en euskera- participar en una actividad. Nos gustaría conocer la opinión de Bildu al respecto, qué hubiese dicho.

Para UPN, es completamente rechazable que se niegue el derecho a disfrutar de un programa de ocio en función de si un niño estudia en euskera varias asignaturas o todas. Ésta es lamentablemente la manera de gobernar que tiene Bildu, que fija criterios a su antojo.