Descargas

UPN pide que la edil de Bildu explique al pleno de Pamplona su «grado de participación» en los hechos de la ikurriña

(Agencias/16.10.13) El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona va a registrar una moción para pedir a la concejal de Bildu Patricia Perales que «aclare al pleno su grado de participación en lo acontecido el día 6 de julio», cuando se colocó una ikurriña gigante frente a la fachada de la Casa Consistorial que retrasó 20 minutos el inicio de los Sanfermines.

Después de que la edil de Bildu haya declarado este miércoles como imputada ante el juez, los concejales de UPN Ana Elizalde, María Caballero y Fermín Alonso han anunciado en rueda de prensa la presentación de la moción para su debate en el pleno municipal de este viernes.

Ana Elizalde ha indicado que los hechos del chupinazo «fueron una afrenta y un insulto gravísimo a los pamploneses» y ha apuntado que, «más allá de su grado de implicación en estos hechos, es indudable que la actitud mostrada por Bildu ese mismo día y posteriormente, aplaudiendo la acción y burlándose de quienes los denunciamos, merece una condena y reprobación».

La moción que presentará UPN constará de cuatro puntos. En el primero, exigirá a Patricia Perales que «aclare su grado de participación» en estos hechos.

Asimismo, UPN pedirá que el pleno del Ayuntamiento exprese su rechazo hacia «la actitud de quienes aprovechan su cargo político y la presencia en las instituciones para amparar o apoyar el incumplimiento de las normas y la imposición de su proyecto político, haciendo un uso excluyente de las calles y las fiestas de Pamplona».

Igualmente, con el tercer punto de su propuesta, los regionalistas pedirán que el pleno muestre su «absoluto rechazo a los hechos del día 6 de julio, que supusieron una afrenta y un ataque a la realidad institucional de Pamplona y de Navarra, y contra la libertad de los pamploneses».

Por último, UPN propone en la moción felicitar a la Policía Municipal de Pamplona y la Policía Nacional «por el trabajo que han realizado y las detenciones, que garantizan la libertad de los ciudadanos y la no impunidad de quienes atentan contra nuestra democracia».

«TIENE QUE PROSPERAR LA MOCIÓN»

La concejal regionalista Ana Elizalde ha defendido que «tiene que prosperar la moción, porque no puede ser que desde el Ayuntamiento no se muestre con rotundidad el rechazo a lo que fue un insulto a todos los pamploneses el día 6 de julio».

«Frente a quienes pretenden saltarse la ley y las normas más básicas de convivencia para imponer al resto sus posiciones, este Ayuntamiento debe mantener una postura de firmeza en defensa de los pamploneses, que están hartos de la utilización política de las fiestas y de quienes quieren hacer un uso excluyente de las calles de Pamplona», ha indicado.

Por su parte, la también concejal de UPN María Caballero ha indicado que «es llamativo que todavía haya miembros de la corporación que se empeñen en calificar estos hechos como una chiquillada y les resten valor».

Además, ha indicado que «no podemos dejar pasar por alto por qué llaman a declarar a una concejal del Ayuntamiento que estaba ese día en la Casa Consistorial burlándose con el resto de su grupo de los demás miembros del Ayuntamiento y que estaba con una camiseta naranja de apoyo a los presos de ETA».

María Caballero ha indicado que lo ocurrido el 6 de julio «no es una ocurrencia, ni un hecho ingenioso, es un hecho grave, que puede ser delito y si es delito queremos que los que han sido los causantes pasen a disposición de la Justicia o tengan que pagar por ello».