Descargas

Jornada de puertas cerradas en la UPNA

Quienes hayan madrugado este fin de semana para estudiar en la biblioteca de la UPNA, ya no lo volverán a hacer.  El rectorado de la Universidad de todos los navarros ha decidido que durante el presente curso no se abrirán las puertas de su edificio angular durante el fin de semana. Una decisión que, buscando cobijo de nuevo en el manido argumento de la falta de presupuesto, se ceba una vez más de lleno sobre su alumnado.

Debemos recordar que desde el inicio de la crisis económica, los estudiantes han venido sufriendo más que ningún otro colectivo universitario los continuos recortes adoptados por el rectorado de la UPNA.  Una decisión quizás alentada por la irrisoria capacidad de decisión que la universidad les concede.  Y es que cuando 8.000 estudiantes ostentan únicamente un 20% del voto para elegir al Rector, quizás lo más fácil sea dejar en dique seco a quienes menos capacidad de negociación tienen. Más aún si se trata del único colectivo que no le apoyó en las últimas elecciones.

La implantación de los estudios de grado, caracterizados en relación con el modelo anterior por dividir de forma homogénea la carga lectiva a lo largo del cuatrimestre, hace necesario garantizar el acceso a instalaciones y servicios como los que presta la biblioteca. Además de servir como lugar de estudio, constituye la principal fuente de recursos bibliográficos y sirve de punto de encuentro para poner en común ideas, conocimiento y también dudas.

Todos sabemos que la UPNA no es la universidad mejor financiada de España, pero desde luego tampoco está entre las peores. Entendemos que en momentos como el actual hay que priorizar gastos y ser más eficientes, pero creemos que hay otras posibilidades de ahorrar que no supongan tal perjuicio para los estudiantes. Hay otros gastos y actividades que tienen mucha menor demanda y que sólo son aprovechados por unos pocos, mientras que tener la biblioteca abierta los fines de semana da un servicio no ya a todos los estudiantes de la misma, sino a toda Pamplona en general.

Por lo que rogamos al Sr. Rector que reconsidere su decisión, que no se escude en una falta de financiación inexistente y se centre en gestionar mejor el dinero de los contribuyentes. La Universidad no puede permitirse el lujo de cerrar ninguna puerta a sus estudiantes, que, recordemos, son la pieza clave del presente y futuro del devenir económico y social de Navarra.

Nacho Igea, Presidente de JJNN , ex alumno de la UPNA y varios alumnos y ex alumnos de la UPNA