Descargas

UPN reúne a más de 300 cargos públicos, afiliados y simpatizantes en el acto de apertura del curso político celebrado en Cadreita

(UPN/6.9.13) El pasado viernes día 30, UPN celebró el acto de apertura del curso político. El encuentro, celebrado en el Restaurante Marisol de la localidad de Cadreita, congregó a más de 300 cargos públicos, afiliados y simpatizantes, demostrando una vez más la fuerza del partido mayoritario de Navarra.

Durante su intervención, la Presidenta del Gobierno de Navarra y de UPN, Yolanda Barcina, quiso dejar claras las líneas de trabajo a seguir en este nuevo curso que ahora comienza pero durante el cuál también hizo balance de lo vivido en los últimos meses reconociendo que “este curso político pasado ha sido especialmente difícil para UPN” pero ” hemos superado con éxito unas elecciones, una moción de censura, un complicado congreso interno y un proceso judicial”.

Tras lamentar que se nos ha querido “condenar sin esperar tan siquiera al más preliminar de los pronunciamientos judiciales”, la presidenta agradeció a “todos los que hasta en los momentos más difíciles nos habéis apoyado” y tras señalar que los miembros de UPN “como todos, en alguna ocasión podemos equivocarnos”, recordó que ella ha pedido perdón “personalmente por los errores cometidos” y reconoció que deben aprender “esa lección con humildad”.

Por todo esto, según la presidenta regionalista, el “primer” objetivo de UPN será “recuperar la credibilidad y la confianza” y para ello “debemos hacer un ejercicio de autocrítica y pensar qué tenemos que cambiar y cómo poner en valor de nuevo la austeridad, la transparencia y la ejemplaridad”.

Barcina también se refirió al nuevo curso político que, según dijo, “no va a ser uno más”, sino que “va a ser el curso de relanzamiento de UPN”. Un período durante el cual, “las dificultades de las personas acosadas por la pesadilla del desempleo, serán el primer punto de nuestra agenda política”.

A las “dificultades” de la crisis económica, agregó la presidenta navarra, se ha unido “la dificultad para construir consensos entre las fuerzas políticas”. “Una complicada situación que está siendo aprovechada por quienes “siempre han pretendido que nos vayan mal las cosas”, y apuntó específicamente a Bildu y a la “estrategia de desgaste y conflicto con las instituciones” de la oposición.

“Para hacer frente a esta complicada situación tenemos que tener fortaleza y sobre todo relanzar nuestro proyecto político, el de la mayoría de la sociedad navarra”, reivindicó, para incidir en que UPN “va a seguir defendiendo la identidad de la Comunidad foral, defendiendo sus símbolos y sus instituciones sin inmiscuirse en las competencias que no les corresponden”. Un proyecto que “confía en la libertad de las personas y la igualdad de oportunidades “ y “apuesta por el desarrollo de Navarra”.

Además, la jefa del Ejecutivo foral avanzó que su intención es “promover desde el Gobierno una reforma fiscal integral que vuelva a poner a los ciudadanos y a las empresas navarras en mejor posición que el resto”. “Debe ser una reforma fiscal integral, elaborada codo a codo con empresas, con expertos y con ciudadanos”, subrayó.

Así y “frente a quienes solo buscan el enfrentamiento”, Barcina expuso varias ideas de acciones de futuro, como la aceleración de construcción de infraestructuras, las medidas aprobadas en la Mesa por el Empleo, o conseguir una más “útil y eficaz” administración, todo ello con la máxima de “priorizar, frente a gastar más sin control”.