Descargas

UPN pide la dimisión del presidente de la comisión de personal de la Policía Foral

(UPN/16.8.13) UPN considera inaceptable que Raúl Juandeaburre (ELA), presidente de la comisión de personal de la Policía Foral, no haya podido probar las gravísimas acusaciones que hizo sobre la forma de actuar de la Policía Foral para auxiliar a los corredores que quedaron atrapados en el montón del encierro de San Fermín del 13 de julio. Por ello, lo que tiene que hacer es dimitir y dejar su cargo.

Hay que recordar que el representante del sindicato ELA afirmó algo tan grave como que, desde el Departamento de Interior del Gobierno de Navarra, se dio la orden para no actuar para auxiliar a los corredores que quedaron atrapados en el montón que se formó ese día en el acceso a la Plaza.

El departamento de Interior, tras conocer estas acusaciones infundadas, manifestó que lo que pasó fue justamente lo contrario, tal y como se puede ver en distintas fotografías del día del encierro, en las que se aprecia cómo los agentes están auxiliando a los corredores y sacando a los mozos del montón. Por ello, tal y como han señalado los mandos policiales, es totalmente falso que se ordenara a los agentes de la Policía Foral no intervenir.

Días después de verter tan graves acusaciones, el presidente de la comisión de personal de Policía Foral, Raúl Juandeaburre, fue incapaz de de aportar prueba alguna que probaran sus palabras. Al mismo tiempo, los sindicatos policiales pedían disculpas a los afectados y a la ciudadanía en general.
Para UPN, resulta completamente inaceptable, irrespetuosa y malintencionada esta forma de actuar, lanzando acusaciones infundadas aprovechando la tragedia que se vivió en el encierro del 13 de julio con el único objetivo de dañar la imagen de la Policía Foral y del Gobierno de Navarra.

No podemos olvidar que numerosos medios locales y nacionales, televisiones y periódicos, se hicieron eco de las gravísimas críticas de Raúl Juandeaburre contra el departamento de Interior, un daño que ahora resulta irreparable y que afecta no solo al Gobierno de Navarra sino a la imagen de la Policía Foral, de Pamplona y de los Sanfermines.

UPN ha trasladado, como lo ha hecho siempre, su apoyo y consideración al Cuerpo de la Policía Foral y ha destacado su trabajo y su manera de proceder durante el encierro en el que decenas de mozos quedaron atrapados en la entrada de la Plaza.

Ha quedado claro que el único objetivo ELA y de algunos partidos nacionalistas ha sido desprestigiar y manchar el nombre del departamento de Interior del Gobierno de Navarra a través de las críticas más mezquinas contra el Cuerpo de la Policía Foral.

Por ello, y ante este lamentable episodio, UPN exige a los partidos nacionalistas que pidieron responsabilidades políticas que rectifiquen y que pidan disculpas también a la Policía Foral, al Gobierno de Navarra y a todos los ciudadanos