Descargas

UPN moviliza todos sus recursos políticos en defensa del Régimen Foral de Navarra

Tras los continuos ataques y las declaraciones que durante los últimos días han vertido distintos partidos políticos contra nuestro Régimen Foral, UPN ha puesta en marcha toda la acción institucional que está a su alcance para defender el régimen foral de Navarra y el convenio económico.

1. El régimen económico de Convenio Navarra-Estado  NO ES UN PRIVILEGIO, es un derecho histórico, reconocido en la Constitución y refrendado por el Tribunal de Justicia de Luxemburgo.

El régimen de Convenio Económico entre Navarra y el Estado nace a partir de la Ley Paccionada de 1841. Lo fundamental, en esos años, fue  el fin de su condición de reino. A cambio, Navarra mantuvo una amplia autonomía administrativa, concretada en su Diputación provincial y un sistema económico-administrativo propio, un régimen específico que a partir de ese momento, será denominado régimen foral. Este sistema tuvo su primer reflejo en el Convenio Económico de 1877, que ha sido renovado posteriormente, La Constitución de 1978 reconoce que la “Comunidad Foral de Navarra” se constituye en Comunidad Autónoma, manteniendo  sus derechos forales históricos. De esta forma, el Convenio Económico entre Navarra y el Estado es un derecho histórico amparado en la Disposición Adicional Primera de la Constitución española y en el artículo 45 de la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero.

El Convenio Económico establece las reglas de armonización tributaria entre Navarra y el Estado y regula las relaciones financieras entre ambas administraciones. De acuerdo con estos preceptos legales, el Convenio Económico es pactado entre ambas administraciones y por tanto inmodificable unilateralmente.

2.NAVARRA ES UNA COMUNIDAD SOLIDARIA, QUE CUMPLE SOBRADAMENTE CON SU COMPROMISO CON ESPAÑA. Navarra realiza una aportación solidaria, en función de su riqueza, a través del Convenio Económico. Navarra, a pesar de ser una Comunidad uniprovincial, con poco más de 600.000 habitantes, es la quinta que más contribuye de las 17 Comunidades Autónomas según las Balanzas Fiscales (media).

Navarra contribuye, a través de la Aportación anual, al mantenimiento de las cargas generales del Estado. La Comunidad foral aporta por las competencias no asumidas y lo hace a través de la aportación que se obtiene con base a la riqueza regional (PIB) de Navarra respecto al conjunto del Estado. Esto se calcula en función de la renta relativa de Navarra y no del peso de nuestra Comunidad en la población española, lo que nos exige un pago mayor. Navarra, además, contribuye, mediante su aportación al Fondo de Compensación Interterritorial, y participa en la financiación del déficit en que incurre el Estado, aportando tanto al pago de los intereses como a la amortización de su deuda.

En cuanto al importe de la Aportación económica de Navarra al Estado, Navarra ha aportado en los últimos seis años una media de algo más de 500 millones de euros al Estado, como contribución a los gastos comunes de todos. En un entorno de creciente caída de la recaudación de la Hacienda foral, Navarra ha mantenido, e incluso, aumentado, su aportación definitiva al Estado.

Según los últimos datos del Ministerio de Economía y Hacienda sobre las Balanzas Fiscales entre el Estado y las Comunidades Autónomas, Navarra aporta de media anual un 2,15% de su PIB regional, cuando apenas representa el 1,6% de la riqueza de España y menos del 1,3% de su población. Navarra es la tercera CCAA más pequeña en número de habitantes pero la quinta que más contribuye.

3. NAVARRA NO TIENE PRIVILEGIOS FISCALES. La Comunidad foral de Navarra tiene un sistema fiscal equivalente al del Estado.

Derivado del régimen foral, Navarra cuenta con un sistema fiscal propio que establece un sistema tributario equivalente al del Estado, apreciándose una mayor progresividad en los tipos impositivos, sobre todo en los tramos más bajos  y con uno de los impuestos de patrimonio más restrictivos de España.