Descargas

UPN sigue rehabilitando el patrimonio histórico de Pamplona a la vez que forma a jóvenes desempleados

Durante los últimos meses, los alumnos de las especialidades de Carpintería y Soldadura de las escuelas taller del Ayuntamiento de Pamplona han estado trabajado en la preparación de tres cureñas (bases para cañones) que se ubicarán en distintos puntos de las Fortificaciones de Pamplona. Esta iniciativa se enmarca dentro de la recuperación del patrimonio que promueve UPN desde el Consistorio de la capital navarra.

Las cureñas de la Escuela Taller son para los dos cañones que actualmente se encuentran delante de la caserna donde estuvo la capilla y hoy se realizan las bodas civiles. Hasta ahora, los elementos artilleros estaban situados sobre bases de piedra a baja altura.

Además de estos dos, en la fortificación hay otros cuatro cañones de retrocarga, estriados y montados sobre soportes con ruedas metálicas. Dos están situados en el Cuerpo de Guardia del acceso desde la avenida del Ejército y los otros dos delante de la Sala de Armas.