Descargas

Barcina aboga por «dejar atrás» la «amarga convulsión» en UPN y dice que el partido «sale más vivo» del Congreso

(AGENCIAS/18.3.2013) La reelegida presidenta de UPN, Yolanda Barcina, ha apostado por «dejar atrás» la «amarga convulsión» que ha vivido el partido en el periodo precongresual y ha defendido que la formación regionalista «sale más viva de esta experiencia».

Barcina ha defendido, en su discurso de clausura del Congreso ante los afiliados de UPN tras su reelección, que «todos somos UPN» y ha anunciado que quiere seguir contando con Alberto Catalán, su rival por la Presidencia, en la dirección del partido.

La presidenta del Gobierno ha destacado que «UPN sale de este Congreso como una formación fuerte que va a mirar hacia adelante, y eso significa aprovechar las actuales dificultades para emprender un proceso de regeneración que no tiene vuelta atrás».

Barcina ha dicho que los afiliados han dado en este congreso «el impulso necesario para que UPN culmine su propia transición». «En el ámbito interno, el futuro de UPN pasa por una revitalización, introducir caras nuevas, cambiar las estructuras para que funcionen mejor, una renovación real», ha destacado.

La presidenta de UPN ha indicado que «con un partido más fuerte y renovado, lograremos recuperar ese terreno perdido y seguir siendo la garantía para que Navarra siga siendo esa Comunidad foral diferenciada e integrada en España».

Acuerdos con el PSN

Barcina ha indicado que UPN debe «intensificar nuestro empeño por lograr acuerdos con el PSN, pero acuerdos que estén basados en el interés común, no arreglos que no tienen ninguna cabida». «UPN sale en mejor disposición para negociar ese apoyo político que necesitamos con los partidos que creen en el Amejoramiento y la Constitución española», ha destacado.

Así, ha incidido en que «nuestras puertas a la negociación están abiertas y hago un llamamiento al PSN para dotar a la Comunidad de esa estabilidad que necesitamos más que nunca en estos momentos de grave crisis económica».

Además, Barcina ha dado las «gracias» a los afiliados de UPN y ha indicado que «resulta francamente difícil explicar lo que siento al volver a contar con vuestra confianza». «Los últimos días han sido especialmente duros e interpreto vuestro respaldo como ese abrazo cálido que me transmitís para que sigamos trabajando todos juntos por UPN y por Navarra», ha indicado.

Asimismo, ha señalado que no se siente «victoriosa de nada ni sobre nadie, la victoria se obtiene sobre los rivales políticos y nunca he considerado rivales políticos a mis compañeros de partido».