Descargas

Arizcuren asegura que después del Congreso «todos» los miembros de UPN «pelearán» por el partido

(AGENCIAS/18.3.2013) El nuevo secretario general de UPN, Óscar Arizcuren, ha asegurado que después del IX Congreso de la formación regionalista, en el que Yolanda Barcina ha sido reelegida presidenta, «todos» los miembros del partido «pelearemos» por UPN porque «ideológicamente tenemos el mismo objetivos todos».

Arizcuren, que este domingo ha sido elegido secretario general de UPN al obtener el 50,65 por ciento de los votos, ha descartado que exista división en el partido, ya que, según ha dicho, «la ponencia política y la ponencia programática han sido aprobadas por unanimidad».

«Con lo cual el problema ideológico no existe y a partir de ahora todos pelearemos por UPN», ha manifestado Arizcuren a los periodistas tras la clausura del Congreso que UPN ha celebrado este domingo en Pamplona.

En este sentido, ha incidido en que «la disputa» en el partido «sólo ha sido de cargos», ya que «ideológicamente y programáticamente tenemos el mismo objetivo todos». «Por lo cual esté una persona u otra lo vamos a hacer igual de bien», ha zanjado.

Preguntado por qué cargo podría ocupar Alberto Catalán en el partido, tras la oferta que le ha realizado Yolanda Barcina en su discurso, el nuevo secretario general de los regionalistas ha comentado que eso «habrá que concretarlo más adelante», si bien ha considerado «un acierto» que la presidenta de UPN «tenga en cuenta que Catalán sigue siendo y será un activo muy importante en el partido».

Por su parte, el nuevo vicepresidente de UPN Antonio Sola, al ser preguntado por el recuento de votos pedido por parte de algunos afiliados, ha manifestado que no conoce «qué ha podido pasar» y ha subrayado que «no conocemos a quién se ha podido beneficiar o perjudicar».

«Si efectivamente ha habido un desfase, que parece ser en el número de votantes, puede ser un fallo a la hora de recontar o que la gente se haya podido apuntar mal», ha reconocido Sola, quien, en todo caso, ha destacado que confía en que «quienes han estado lo mejor posible y no han querido cometer ningún fallo».