Descargas

UPN lamenta que el PSN mantenga un doble discurso sobre la Comisión de Fiestas de San Fermín Chiquito

(UPN/21.9.2012) El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha lamentado la actuación del PSN en el Pleno celebrado hoy al mantener un “doble juego al decir que rechazan la inclusión de actos de homenaje a presos de ETA en el programa de la Comisión de fiestas del Casco Antiguo y a la vez exigir que el Ayuntamiento le conceda el permiso para instalar una barra con la que obtener ingresos”.

En el pleno de hoy se debatían dos mociones que pedían el permiso para la barra y coordinación con la Comisión de Fiestas, presentadas por Nabai y Bildu. UPN ha enmendado ambas mociones para sustituir todos los puntos por el “rechazo de todo intento de politización de las fiestas y para instar que la comisión se desmarque de los actos de Herrira y los rechace”.

Según UPN, “los socialistas de Pamplona han querido nadar y guardar la ropa, en un doble juego impresentable en temas de esta gravedad” ya que el PSN ha convertido en enmienda de adición, en lugar de sustitución, la presentada por UPN, para poder votar favorablemente a ambas.

Pese al “malabarismo y la jugada del PSN”, UPN ha preferido ser responsable en lugar de votar negativamente a la moción de adición, “porque no cabe otra opción que condenar la actuación de la Comisión de Fiestas” y porque “jamás pondrá dificultades para que el pleno rechace este tipo de actitudes, aunque ciertamente la voluntad del PSN sea jugar a dos bandas y ponerle una vela a Dios y otra al diablo”. Gracias a esta postura UPN ha conseguido, como era su voluntad, que el pleno rechace la actuación de “quienes utilizan las fiestas de San Fermín de Aldapa como escaparate de reivindicaciones en favor de los presos de ETA”.

UPN considera que “el tema es lo suficientemente grave como para mostrar una postura firme y sin ambages, por mucho que pueda molestar a la Izquierda Abertzale y a los nacionalistas”.

Además, el grupo regionalista confirma que “el Ayuntamiento, pese a las dudas de los nacionalistas, no sólo tiene la legitimidad, sino también la obligación de organizar unas fiestas abiertas a todos los ciudadanos y especialmente familiares como ha programado, frente a la propuesta sectaria y excluyente de la Comisión de Fiestas del Casco”.