Descargas

Maya dice que el pleno aprobó derribar la cárcel y que ha actuado «con toda la lógica del mundo»

(AGENCIAS/6.9.2012) El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha señalado que el pleno del Ayuntamiento aprobó el pasado mes de junio la partida presupuestaria para derribar la antigua cárcel de Pamplona y ha explicado que este tema «se debatió con toda normalidad», por lo que ha mostrado su «sorpresa» por el hecho de que algunos grupos de la oposición hayan acusado al alcalde de actuar con «prisas».

Enrique Maya ha indicado, en declaraciones a los medios, que «el debate ya se produjo cuando llevamos allá por junio a aprobación esa partida presupuestaria, que además fue de manera específica esa partida, todo el mundo era consciente de lo que había detrás, se debatió con toda normalidad en el pleno la necesidad de derribo del edificio, y se aprobó la partida presupuestaria para que el derribo se produjera».

Así, ha añadido que este verano el Ayuntamiento ha trabajado para «poder acometer el derribo cuanto antes, porque el objetivo era el derribo». «Me da la impresión de que si se hubiera querido debatir el destino del edificio ha habido muchas oportunidades, para empezar el plan municipal de Pamplona, que podía haber definido la cárcel como un edificio a conservar y rehabilitar para otros usos», ha explicado.

Según ha agregado, «desde que se elaboró el Plan Municipal en 2002, ese tema estaba ahí, como tantos otros en la ciudad, y nadie planteó que ese edificio fuese un edificio a conservar».

En esa línea, Enrique Maya ha defendido que «el derribo tiene muchas ventajas y a partir de que se tomó la decisión, lo que hemos hecho ha sido trabajar para hacerlo cuanto antes, es evidente que hemos actuado con toda la lógica del mundo y nada más». «Ahora cuando ya está la obra adjudicada y se inicia el derribo, me parece absolutamente extemporáneo este debate y no tiene ninguna lógica, pero no voy a entrar a valorar los porqués de ellos, ellos sabrán por qué lo hacen», ha explicado.

Ventajas del derribo

Además, el alcalde ha destacado que el derribo de la antigua cárcel tiene «muchas ventajas» y ha explicado que «es un solar que tiene unas posibilidades enormes».

En concreto, ha recordado que en esa zona se conectará San Juan con Trinitarios mediante un ascensor, «un proyecto para el que ahora no hay medios ecoonómicos, desgraciadamente, pero en el proyecto de recuperación de Trinitarios ya se partía de la base de que había un paseo peatonal amplio, que es el que se va a conseguir con el derribo de la cárcel, y también la conexión de la plaza de la Audiencia con esa zona de Larraina y la Taconera».

Maya ha recalcado que es «un solar absolutamente emblemático, ya lo decíamos así en el programa electoral, sabíamos que no había dinero ahora para hacer el nuevo edificio pero sabíamos que había que reflexionar sobre él ahora, y el PSN también en su programa hablaba de un polideportivo y centro cívico, y todo eso tiene que ser porque hay un solar».

Así, ha señalado que «era tan obvio que había que derribarlo, que me está sorprendiendo que empecemos otra vez a navegar hacia atrás para empezar a pensar en lo que podría haber sido». «El derribo era inaplazable», ha indicado.