Descargas

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona condena el boicot al Riau-riau

(AGENCIAS/6.09.2012)

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado una moción presentada por UPN por la que expresa su condena al boicot violento al Riau-riau el pasado 6 de julio, en el inicio de las fiestas de San Fermín.

La condena ha salido adelante con los votos favorables de UPN, PSN y Partido Popular, aunque ha recibido el voto en contra de Nafarroa Bai, Bildu e Izquierda-Ezkerra.

La resolución constaba de cinco puntos, de los que han prosperado tres. En concreto, el pleno del Ayuntamiento ha aprobado condenar los hechos; felicitar a la Policía Municipal y a la Policía Nacional por las detenciones, y “agradecer a los pamploneses su masiva respuesta y su implicación” en la recuperación del Riau-riau.

Por el contrario, el PSN ha votado en contra en los otros dos puntos, que no han salido adelante. En concreto, el pleno ha rechazado “respaldar al Gobierno de Navarra en las acciones que pueda emprender encaminadas a exigir responsabilidades a los acusados” y “solicitar a la Federación de Peñas que aparten de sus colectivos a quienes quede probado que formaron parte de estos graves hechos”.

En la defensa de la moción, la portavoz de UPN, María Caballero, ha censurado que “un grupo reducido de individuos consiguió mediante la fuerza cargarse una vez más el Riau-riau, dando al traste con la ilusión y las ganas puestas por la mayoría de los pamploneses para su recuperación”, y ha dicho que hay que dar “respuesta política” a estos hechos en el primer pleno municipal tras aquellos incidentes.

María Caballero ha señalado que la “respuesta tiene que ser de defensa de los valores democráticos y de la voluntad popular” y ha criticado que el 6 de julio “los representantes legítimos de los ciudadanos ni siquiera pudimos asomarnos a la plaza”.

Por parte del PSN, Eduardo Vall ha recordado que su grupo ya condenó “los incidentes violentos provocados por una minoría” y ha reiterado que “es absolutamente reprobable que una minoría se imponga por la fuerza a una gran masa ciudadana”. Además, ha tenido un “reconocimiento especial” a la Policía Municipal, que “sufrió en primera persona los hechos violentos”.

Por el contrario, ha expresado sus “dudas” sobre los dos puntos de la moción en los que el PSN ha votado en contra y que finalmente no han prosperado.

NABAI, BILDU, E I-E, EN CONTRA

La portavoz de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, ha afirmado que, “con la que está cayendo en estos momentos en lo que respecta a cuestiones de economía y empleo, o a temas locales como Donapea, la paga ‘extra’, o la cárcel, arrancar este pleno con esta moción delata a UPN”.

Barkos ha indicado que los incidentes del Riau-riau “son más que reprobables y denunciables” y ha afirmado que se trató de un “acto de gamberrismo” que “ha tenido ya respuesta policial y judicial”. Sin embargo, ha criticado “el juego equívoco de UPN”, y ha dicho que “si lo que se buscaba era el consenso en torno al Riau-riau, en su momento debería haber presentado una moción en la que se nos preguntara si era el tiempo adecuado para volver a celebrar el Riau-riau”.

Por su parte, la concejal de Bildu Eva Aranguren ha afirmado que la moción de UPN “no tiene otro fin que desviar la responsabilidad del equipo de Gobierno en el fracaso por intentar recuperar el Riau-riau, con independencia de los lamentables incidentes que tuvieron lugar”.

Aranguren ha criticado la “pésima gestión de UPN” en la recuperación del Riau-riau, que a su juicio se hizo “sin participación y sin debate social”. “UPN se limitó a convocar la Junta de Portavoces a última hora y mal para obtener el respaldo de los grupos, sin afrontar el debate, y ahora pretenden achacarnos su parte de responsabilidad por ejercer la crítica. Lo gestionaron mal desde el principio”, ha indicado.

Por parte de Izquierda-Ezkerra, Edurne Eguino ha dicho que “UPN hizo oídos sordos a todas las voces que desaconsejaban el acto, incluida la Policía Municipal”. “Al margen de que estemos en desacuerdo con los incidentes, esta moción es una cortina de humo a la mala gestión de ese acto, pues no parece de recibo que todo el Riau-riau se venga abajo por una persona”, ha señalado, y ha pedido al equipo de Gobierno “una reflexión más crítica de su gestión”.

Finalmente, el portavoz del PPN, José María Núñez, ha lamentado que lo ocurrido el día 6 fue “el triunfo de una minoría frente a una mayoría que quiso ir a pasarlo bien y a divertirse” y ha añadido que *”el detenido más famoso que ha salido en todos los periódicos no tiene mucho que enseñar a los alumnos”.

Además, ha expresado su “agradecimiento a la Policía”, que tuvo que trabajar con “situaciones de verdadero riesgo”.