Descargas

Navarra propone adelantar a enero y julio las pagas ‘extra’ para minimizar la supresión de la paga de Navidad

(AGENCIAS/5.9.2012) El Gobierno de Navarra ha dado el visto bueno en su sesión de este miércoles a un anteproyecto de ley foral con el que plantea adelantar al 3 de enero y al 3 de julio el cobro de las pagas extraordinarias de los funcionarios entre 2013 y 2015, una medida con la que quiere «minimizar» la supresión de la paga extra en diciembre de este año.

Así, con la propuesta del Gobierno, los funcionarios verían suprimida la paga extra de diciembre de 2012, en cumplimiento de la normativa estatal, pero en 2013, en lugar de cobrar las pagas extraordinarias en junio y en diciembre, las cobrarían el 3 de enero y el 3 de julio. Esta medida se mantendría en 2014 y 2015.

El objetivo que persigue el Ejecutivo foral con esta norma es «hacer compatible el cumplimiento de la norma estatal, cuya obligatoriedad ha sido dictaminada por los servicios jurídicos del Gobierno foral, con el de diseñar un marco propio, en el ámbito del autogobierno de Navarra, que permita minimizar el impacto real de la suspensión de la paga extra».

El anteproyecto de ley ha sido presentado este miércoles en rueda de prensa por el consejero portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, y el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás.

Esta norma, que será tratada en la Mesa General de la Función Pública y en la Comisión de Régimen Local la próxima semana, será remitida al Parlamento de Navarra para su aprobación durante este mes de septiembre.

Juan Luis Sánchez de Muniáin ha explicado que este anteproyecto es «realista y efectivo, y va a tener como consecuencia que los trabajadores del sector público no sufran los efectos de la suspensión de la paga extra de diciembre ordenada por el Gobierno central».

También ha destacado que de esta forma se podrá «poner dinero en circulación en las fechas del entorno navideño, para que de esa manera se pueda incentivar el consumo y el comercio en unos momentos especialmente difíciles para este sector».

Afecta a 25.000 funcionarios

La propuesta afecta a todo el ámbito competencial del Gobierno de Navarra: a los 25.000 funcionarios y trabajadores de la Administración, y a los empleados de las empresas del sector público.

Los ayuntamientos navarros, que también están obligados por ley a suspender la paga extra de diciembre, también podrán acogerse a este cambio normativo diseñado, siempre en el ámbito de su decisión y si su situación financiera se lo permite.

En el caso del personal de Justicia adscrito a Navarra, pero sobre el que el Gobierno foral no tiene competencia para modificar el sistema retributivo, se arbitrará un sistema de anticipos reintegrables voluntarios para tratar de asimilar su situación a la del resto de los funcionarios navarros.

Competencias de Navarra

Este cambio es posible por la competencia exclusiva que ostenta Navarra en materia de régimen de los funcionarios públicos y que recoge la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero de Navarra (LORAFNA).

En principio, está previsto que el nuevo calendario se mantenga durante los años 2013, 2014 y 2015, cuando según ha manifestado el Estado podrían darse las condiciones económicas que permitan al Gobierno de España compensar por la cuantía suprimida en 2012, lo que también llevará a la práctica Navarra.

Una propuesta «realista y posible»

El consejero de Presidencia ha calificado la propuesta del Gobierno de Navarra de «realista y de posible». Según ha manifestado Javier Morrás, «con esta propuesta diseñada por el Gobierno de Navarra se consigue el doble objetivo de cumplir el Real Decreto del Gobierno de la Nación sin incurrir en ningún fraude de ley, y que en la práctica se aminoren las consecuencias que la suspensión de la paga extraordinaria tendría en Navarra, tanto para la economía familiar de los más de 25.000 empleados públicos como para la economía del conjunto de la región, que acusaría un importante impacto en el consumo de alrededor de 50 millones de euros».

Según el Ejecutivo, esta fórmula ofrece «mayor garantía jurídica a los empleados públicos que otras propuestas que sobre la materia han presentado otros grupos en el Parlamento de Navarra».

Preguntado sobre la posibilidad de que la oposición apruebe en el Parlamento el cobro de la paga extra por parte de los funcionarios para este mes de diciembre, Javier Morrás ha dicho que «el Gobierno tendrá que cumplir siempre la legalidad, pero creo que esa medida tiene muy poco recorrido». «Hoy tenemos las afirmaciones de la representación del Estado de que el incumplimiento de una ley nacional aparejará los consiguientes recursos y la suspensión», ha indicado.

En esta línea, el consejero ha indicado que «tenemos que tener claro que si no se cumple con la legislación básica, se producirá la no percepción, yo diría que con toda seguridad, por parte de los empleados públicos si esa fórmula va adelante». «¿Cuáles son los mecanismos que el Estado utilizará para que cumplamos la ley nacional si es que está suspendida la foral? Le toca a la representación del Gobierno de la Nación decirlo», ha indicado.