Descargas

Navarra cumple en 2011 el objetivo de déficit marcado por el Estado

(AGENCIAS/1.2.2012) El Gobierno de Navarra ha cerrado el ejercicio presupuestario de 2011 con un déficit del 1,2 por ciento, es decir, cumpliendo el objetivo marcado para este año en el 1,3 por ciento.

No obstante, en este resultado no se ha computado el ajuste de la Autovía del Pirineo, una infraestructura financiada mediante la fórmula del peaje en sombra. La cifra que está en el aire es de unos 100 millones de euros y, de computarse, elevaría el déficit al 1,7 por ciento.

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Álvaro Miranda, ha explicado en rueda de prensa que “existe una discrepancia” entre el Ejecutivo central y foral sobre cómo computar esta autovía y ha señalado que “en los últimos meses y semanas se ha negociado muy intensamente con la Administración central del Estado”. “En Navarra seguimos pensando que tenemos razón y que no se debe computar como ajuste de contabilidad nacional la A-21 en 2011”, ha dicho.

Miranda ha afirmado que se trata de “un tema muy complejo” y ha detallado que los contratos de peaje en sombra tienen que cumplir tres condiciones para que no computen: que el riesgo de construcción esté asumido por la empresa, que el riesgo de disponibilidad esté asumido también por la empresa y que el riesgo de cobro durante el periodo esté asumido igualmente por la compañía.

El consejero ha explicado que “se pudieron en cuestión por el Estado en 2009 los dos últimos puntos, pero un informe de Eurostat de julio da por transferidos los que precisamente cuestionaba el Estado, y por el contrario deja abierto el primero por un tema menor de expropiaciones”. El Estado tomará una decisión en las próximas semanas sobre esta cuestión.

“No nos queremos escapar”

Preguntado sobre posibles consecuencias de que finalmente la autovía computara y el déficit fuera del 1,7 por ciento, Miranda ha dicho que “el marco nacional de incumplimiento de las Comunidades Autónomas va a ser de entorno al 3 por ciento”. “Nuestro objetivo ha sido cumplir, no nos queremos escapar. Hemos hecho todo para cumplir, nos hemos esforzado para cumplir y creemos que hemos cumplido”, ha indicado.

Álvaro Miranda ha explicado que “si al final el Estado entendiera que tiene que computar, en Navarra seguiríamos pensando que no tiene que computar y seguiríamos debatiendo con el Estado los términos de esas décimas, pero para nosotros es un tema de principios, porque no ha supuesto ni un sólo euro de gasto para el Gobierno de Navarra”.

En cualquier caso, el portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha reconocido que el ajuste que tuvo que hacer Navarra para cumplir con el objetivo de déficit “fue controvertido, porque lo ha tenido que soportar la sociedad, pero era necesario, si se hubiese hecho caso a todos los que lo rechazaban, en estos momentos, las cuentas públicas arrojarían un incumplimiento de entorno al 3 por ciento y en esa caso no se podría seguir financiando el Gobierno de Navarra”. “El Gobierno adoptó una decisión dura y difícil, pero hoy Navarra es una de las comunidades con más solvencia en las cuentas públicas”, ha resaltado.