Descargas

UPN de Cadreita señala que, a pesar de ser legal, los concejales renunciarán al dinero cobrado por asistir a plenos

(UPN/27.1.12) El grupo municipal de UPN de Cadreita ha indicado hoy que “pese a estar permitido y contemplado por la ley, y ser compatible cobrar por asistir a pleno y estar de baja médica, los dos concejales renuncian al dinero que les corresponde, que no llega a 1.000 euros en dos años entre ambos ediles”. “Siempre, pero más si cabe en los tiempos de crisis económica en los que nos encontramos, los dirigentes públicos debemos ser los primeros en dar ejemplo”, han añadido. Los regionalistas afirman que UPN de Cadreita “demuestra coherencia conforme a la pauta establecida por la dirección del Partido”.

Así lo han indicado tras las declaraciones hechas hoy por el Partido Socialista, que calificaba esta situación de “inadmisible”. Desde UPN de Cadreita han explicado que la baja médica que se otorgó a los dos concejales regionalistas no es absoluta, sino para el trabajo habitual, por lo que podría haberse cobrado la retribución del Ayuntamiento. “El concejal está protegido por el Derecho de representación pública, recogido en el Art. 23 de la Constitución, y tiene el deber de acudir a los plenos, pues así lo indica el artículo 75 de la ley Foral de Administración Local. Así, no solo tienen el deber sino también la obligación”, han indicado los regionalistas.

En cuanto al cobro de asistencias -50 euros por sesión- de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base por parte de la alcaldesa, Berta Pejenaute, el grupo de UPN ha indicado que “tiene dedicación parcial, por lo que según el artículo 75 de la Ley de Bases del Régimen Local, el cobro de retribuciones por dedicación parcial no impide recibir asistencias fuera de la corporación”. Asimismo, los regionalistas han querido dejar claro al Partido Socialista que el sueldo de la alcaldesa “es de 18.000 euros netos, y no los 30.000 que quieren hacer creer continuamente a los cadreitanos”.

UPN ha animado al Partido Socialista a “arrimar el hombro y a dedicarse a trabajar por el pueblo y por los vecinos de Cadreita, ya que para eso han sido elegidos a través de las urnas, y dejar de lado la campaña de desprestigio y derribo que están llevando a cabo contra UPN en la localidad”.

A los regionalistas les gustaría “que el PSN tuviera la misma actitud con el resto de partidos o grupos que han cobrado incluso por asistencia a comisiones, cuyo voto se puede delegar”.