Descargas

Yolanda Barcina anuncia 10 medidas para fomentar el empleo y el crecimiento económico

(DN.13/10.11) La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, ha anunciado este jueves la puesta en marcha de una batería de medidas encaminadas a favorecer el crecimiento económico y el empleo en la Comunidad foral. Se trata de 10 iniciativas que ha dado a conocer ante la Comisión de Régimen Foral del Parlamento de Navarra, donde ha comparecido. Yolanda Barcina ha justificado el recorte de 190,6 millones de euros en cumplimiento del objetivo del déficit, lo que a corto plazo “reducirá la actividad”, según ha admitido, pero a largo permitirá “la recuperación” y con ella la creación de empleo.

En su alocución, ha enumerado una por una las nuevas medidas que el Ejecutivo navarro pretende impulsar:

1. Apoyar los proyectos, ya sean nuevos o ampliaciones de los ya existentes, “en forma de aval” a proyectos de inversión y de nuevas empresas, así como implantar un nuevo sistema de coordinación entre los diferentes entes de financiación (el propio Gobierno de Navarra, SODENA, SONAGAR, NAFINCO, Banco Europeo de Inversión…). “Todos ellos coordinados desde el Gobierno con el seguimiento personal de cada proyecto de inversión”, ha explicado.

2. Apoyar la implantación de nuevos proyectos empresariales y estratégicos en el marco del Plan MODERNA con los fondos del Banco Europeo de Inversiones, que ha aprobado una línea de 250 millones de euros para proyectos empresariales, tanto para inversión como para circulantes, que se tramitarán a través de la Fundación MODERNA.
Se financia con estos fondos el 50 por ciento “de la necesidad” y esto supone poder incentivar proyectos de inversión del orden de 500 millones de euros en los próximos tres años.

3. Fomentar a través de distintas herramientas fiscales el compromiso por parte de los empresarios de acometer inversión. La reserva especial para la inversión ha sido una herramienta “muy utilizada”, ha dicho, pero, dado el mínimo exigido, “era de muy difícil acceso para las pequeñas empresas”. Por eso, se bajará el límite, pasando de 150.000 euros a 90.000, “lo cual permitirá a empresas con niveles de beneficio menores acceder a estas reservas”. Esta medida también “incentiva” la capitalización de las empresas, ya que éstas “a la vez de plantearse sacar beneficios lo que podrán hacer será reinvertir algo tan importante para la economía foral”.

4. Trabajar en la reordenación, homogeneización y simplificación de los incentivos fiscales asociados a la inversión, el empleo y la promoción de empresas jóvenes e innovadoras. Se trata “de hacer una profunda reflexión” sobre el cometido de las actuales circunstancias económicas, orientando la labor a cuatro objetivos estratégicos: la inversión productiva, la innovación, el emprendimiento en sectores y actividades con alto potencial de crecimiento y, como consecuencia, de lo anterior la creación de empleo.

5. Iniciar la elaboración y puesta en marcha de un nuevo marco de dinamización de políticas activas de empleo. “El cuarto plan de empleo actualmente en ejecución tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2012. Ante la crucial situación en la que nos encontramos, hemos considerado imprescindible de forma consensuada con la CEN, UGT y CCOO analizar de forma ágil el documento base, que se convertirá en el nuevo marco que contendrá las políticas activas de empleo para los próximos años, con medidas de actuación dirigidas especialmente a mujeres, jóvenes y desempleados de más de 50 años”.

6. Poner en marcha un nuevo programa de apoyo integral al autoempleo que contenga medidas de fomento de espíritu emprendedor, de asistencia técnica para aquellas personas que quieran “emprender un negocio”, de apoyo al empleo y a la inversión.

7. Implantar un programa específico para el fomento del empleo juvenil. “Vamos a apoyar el autoempleo de jóvenes de menos de 30 años que tengan un plan de negocio sólido con un compromiso de autoempleo de dos años con alta en la Seguridad Social. Les subvencionaremos hasta el 50 por ciento de la inversión así como el 50 por ciento de las cuotas de la Seguridad Social, con aquellos límites que se estimen oportunos”.

8. Desarrollar un programa para incentivar el empleo de mayores de 50 años con el objeto “de dar una respuesta más acorde a las personas desempleadas con mayores dificultades de inserción laboral”.

9. Implantar una formación a demanda, “un aspecto esencial para mejorar las posibilidades de empleabilidad de los navarros”. En este sentido, se va a hacer una revisión del ámbito formativo de la mano de los principales agentes económicos y sociales con el objetivo de “ir adaptándonos a la realidad de nuestro mercado laboral y a los cambios que este está sufriendo”, ha indicado.

10. Fomentar la instalación de jóvenes agricultores y nuevas sociedades agrarias. “Es preciso seguir proporcionando alicientes para que las nuevas generaciones se vayan incorporando a la profesión agraria o agroalimentaria. También nos proponemos ofrecer estímulos para que las mujeres se vayan incorporando cada vez más a la dirección de la empresa agraria. También consideramos fundamental la creación y consolidación de sociedades agrarias en las numerosas fórmulas jurídicas, ya que este tipo de explotaciones están suponiendo en los últimos tiempos una importante fuente de empleo agrario”.