Descargas

Miguel Sanz se muestra «convencido» de que el PSN «cumplirá» con su compromiso de no pactar con Bildu

(Agencias/26.5.11) El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, se ha mostrado «convencido» de que «al final se cumplirá» el compromiso que manifestó durante la campaña electoral el dirigente socialista Roberto Jiménez de no contar con Bildu para lograr la Presidencia de Navarra.

Sanz, preguntado sobre la posición de la Ejecutiva del PSN, que no ha aclarado si facilitará un Gobierno de UPN y considera que «todos los escenarios están abiertos», ha señalado que «son unas declaraciones que entran dentro de la lógica, sobre todo dentro de la lógica interpretativa, porque no se puede hacer una interpretación estrictamente literal de esas palabras». «Dentro de lo que es la cortesía y la estrategia parece lógico que se diga que todos los escenarios están abiertos», ha señalado.

No obstante, ha apuntado que confía «plenamente» en que «el pronunciamiento y el compromiso que el candidato del PSN hizo con los ciudadanos durante la campaña electoral de no alcanzar acuerdos ni tan siquiera la abstención de Bildu, se cumpla, y yo estoy convencido de que al final se cumplirá».

Por otra parte, Miguel Sanz ha señalado que, «dicho esto, está la necesidad de que UPN, como partido ampliamente mayoritario, tenga la capacidad y la necesidad de alcanzar acuerdos, y una cosa es llegar al Gobierno y otra cosa es gobernar». «Sigo pensando que Navarra y la resolución de los problemas de los ciudadanos pasan por gobernar esta comunidad y para gobernar esta comunidad hay que tener el respaldo mayoritario del Parlamento y por tanto buscar los votos que le faltan a UPN», ha indicado.

Preguntado sobre las declaraciones del socialista José Blanco, planteando que en Navarra el PSN podría buscar pactos progresistas, Sanz ha señalado que no encuentra «ningún partido más retrogrado que aquellos partidos que se basan en el independentismo y en el inmovilismo, partidos que llevan más de cien años desde su creación pensando única y exclusivamente en la territorialidad y en el independentismo sin progresar ni un ápice en esos dos conceptos». «Eso no se puede tildar de progresismo, sino en todo caso de regresión», ha dicho.

Además, Miguel Sanz ha lamentado que «parece que aquí la legitimidad solo la tienen aquellos partidos que dicen que hay que echar a UPN como sea, a pesar de que sea el partido que más votos tiene». «Cuando UPN dice que no pactará nunca con los independentistas, somos antidemócratas y etcétera. Hay que ser coherentes con las ideas de cada cual. No hay cosas más retrógrada que el independentismo en una sociedad moderna, cada día más globalizada, y no hay nada más retrogrado que aquello que basa su ideología en negar la realidad y la identidad de Navarra como comunidad diferenciada», ha concluido.