Descargas

Blanca de Navarra organiza tres talleres de liderazgo personal en Pamplona, Olite y Tudela

(UPN/18.3.11) La Asociación de Mujeres Blanca de Navarra va a celebrar, durante las próximas tres semanas, tres talleres de liderazgo personal, dirigidos a mujeres de entre 30 y 50 años, en Pamplona, Olite y Tudela. El proyecto, que persigue que la mujer dé cada vez sus pasos más firmes y seguros, lleva por título “De Profesión, Mujer del Siglo XXI: la protagonista eres tú” y en él está previsto que participen entre 150 y 200 mujeres de la Comunidad Foral.

Esta iniciativa, que es gratuita -previa inscripción-, consiste en el desarrollo de tres sesiones en el que el grupo de mujeres participantes podrá disfrutar de un espacio de reflexión y acción con tono lúdico y dirigido por dos entrenadoras personales. Será preciso efectuar la inscripción previa en el teléfono 948 076067 o a través del correo electrónico (info@blancadenavarra.org). La nueva página web, que la Asociación lanza a partir de hoy, ofrece toda la información al respecto: www.blancanavarra.org.

El primer taller tendrá lugar en el Palacio de Guendulain de Pamplona, el 26 de marzo. Le seguirá la sesión de Olite, que se celebrará en las Bodegas Marco Real el 2 de abril. Y las actividades se cerrarán en Tudela, con una sesión el 9 de abril, en el Hotel AC. Todos los talleres tendrán lugar a las 10 y contarán con servicio de guardería.

La Asociación, que cuenta con casi 600 socias, pretende la participación plena de la mujer en la vida política, cultural, social y económica de la sociedad actual. “Nuestro empeño cobra sentido si mejora nuestras capacidades individuales y colectivas y nos posibilita el desarrollo íntegro como mujeres”, ha indicado la presidenta, María Jesús Vicente.

“Deseamos captar los intereses, inquietudes y preocupaciones de este grupo de mujeres y desde Blanca de Navarra nos hemos propuesto indagar para programar en el futuro nuestras actividades, adaptándolas a las necesidades, expectativas y requerimientos de las mujeres de este grupo de edad, ya que pretendemos su participación”, ha señalado.

Los talleres están ideados como espacios lúdicos de unión entre mujeres. Se trabajarán la fuerza y el liderazgo personal, a través de dinámicas prácticas y divertidas, muy poco teóricas y sí muy útiles como experiencias novedosas. “También surgirá la energía y el potencial, ya que no son demasiados los lugares de encuentro de los que disponemos las mujeres para estar y hacer visibles nuestros mapas del mundo, nuestra visión de la historia presente y compartirla”, ha agregado.

Las mujeres tendrán la oportunidad, con los talleres, de mejorar sus habilidades para conocerse mejor y analizar cómo están organizadas las distintas áreas de la vida. Podrán, si quieren, ir de la zona de confort a la zona de desafío, transitar del conocimiento de cómo es cada una a la sorpresa de lo que puede llegar a ser. Irse de los marcos de referencia heredados, para establecer marcos de referencia propios.

Además, hay una serie de cuestiones sobre las que Blanca de Navarra espera obtener una valiosa puesta en común desde la opinión de las participantes: ¿Qué elementos de apoyo necesitan las mujeres jóvenes para no desvincularse en este periodo de su vida de las actividades públicas?, ¿qué tipo de actividades culturales centrarían su interés?, ¿cómo amortiguar esa perdida participativa producida por las dificultades de conciliación?

Escasa participación de las mujeres

“Desde la asociación venimos observando la escasa participación de las mujeres jóvenes -con referencia fundamental al grupo de entre 30 y 50 años- en la vida social, cultural o incluso política de nuestra tierra”, ha indicado María Jesús Vicente, quien ha añadido que “podría decirse que sufren una cierta invisibilidad –invisibles pero imprescindibles-“. “Nos tememos que este hecho tiene mucho que ver con la dificultad de conciliar la vida laboral y familiar, a la que deberemos añadir la dificultad de conciliación con la vida cultural y política”, ha precisado.

Para fundamentar nuestra hipótesis de invisibilidad y escasa participación en la vida cultural, baste referirnos a las estadísticas, o mejor dicho a la escasez de estadísticas que recogen la participación cultural y social de las mujeres jóvenes. A pesar de que nuestra tierra, como en otras materias, afortunadamente también mejora los índices de conciliación y el número y actividad de organismos e instituciones que trabajan en esta materia. Los trabajos de investigación se han centrado en la conciliación laboral.

El pasado mes de julio, el INE ofrecía los siguientes datos: en España, el 92,2 % de las mujeres realizan las tareas domésticas y el cuidado de niños y mayores y, en Navarra, el dato es del 91%. A nivel nacional, los hombres que las llevan a cabo son el 70% y en la Comunidad Foral, el 71,4%.

A esta dedicación diaria a las tareas domesticas y cuidados, hay que añadir otras estadísticas no menos importantes como el incremento del tiempo diario dedicado a la informática, una hora y 52 minutos -redes sociales, búsqueda de información, juegos informáticos- o el aumento del tiempo dedicado a los medios de comunicación, que ha alcanzado las tres horas diarias, a pesar de que en el trabajo remunerado la mujer emplea de media una hora menos que los varones.

“La conclusión es clara: disminuye cada día más la participación en actividades de socialización como celebraciones, espectáculos, conferencias o exposiciones para el conjunto de los ciudadanos, y evidentemente y por los datos expuestos, en el caso de las mujeres, especialmente las que son madres jóvenes, donde esta disminución es muy superior”, ha explicado Vicente.

Finalmente, ha subrayado que “las políticas públicas y las iniciativas privadas en el futuro próximo deberán ir orientadas no solo a la conciliación de la vida laboral y familiar, que obviamente es un asunto de hombres y mujeres, sino ir más allá. Deberemos hablar de una nueva organización de los tiempos de la vida y trabajo”.