Descargas

La lacra del terrorismo

En el blog de esta semana voy a hablar sobre el terrorismo, ya que como bien sabéis, hoy hace 7 años que se produjeron los cobardes atentados en Madrid, atentados que acabaron con la vida de 191 personas y dejaron a casi 2000 más heridas.

En aquellas fechas yo andaba cursando mis estudios en la capital de España. Aquel fatídico día me levante a las 8 y 30 para ir a clase, lo recuerdo como si fuera ayer, me preparé el desayuno y me puse a ver la televisión, cuando de repente me quedé perplejo al ver la noticia. Inmediatamente llame a mi amigo Javier y los dos nos dirigimos hacia el lugar de los atentados.

Al llegar a atocha todo estaba acordonado, las sirenas no paraban de sonar, tan pronto era la policía, como las ambulancias o los bomberos, los dos nos quedamos impactados, y es que lo que nos encontramos allí fue algo impresionante. Por supuesto, debido a las medidas de seguridad no nos pudimos acercar, pero de repente sobre las 10 de la mañana oímos otra explosión. Javier y yo nos miramos, e inmediatamente nos acercamos a preguntar a un policía que estaba vigilando que nadie pasara el cordón de seguridad, él nos confirmó que se trataba de una explosión controlada realizada por los TEDAX.

Tras este pequeño susto, decidimos volver a la residencia, aquel día no fui a clase, me quede pegado al televisor viendo como evolucionaba todo, cada hora aumentaba el número de muertos, cada hora la tragedia salpicaba a más y más familias. La verdad es que fue algo sobrecogedor. Igual que fue sobrecogedor el contemplar los días posteriores todas las muestras de solidaridad realizadas por ciudadanos anónimos, ciudadanos que encendían un sin fin de velas recordando a las víctimas en los lugares de los atentados. Velas que estuvieron encendidas durante mucho tiempo y que hacían que cada vez que pasaba por atocha se me pusieran los pelos de punta.

Sobre la autoría de los mismos se barajaron diferentes hipótesis, siendo al final imputados al terrorismo islámico, aunque he de reconocer que en ese momento, tuve mis dudas sobre lo ocurrido debido a la confusión generada. Pero sobre lo que no tengo ninguna duda, es sobre la lacra que es el terrorismo, provenga de quien provenga, sea el terrorismo independentista de ETA, el terrorismo islamista o sea el terrorismo de grupos de ultraderecha o de extrema izquierda.

El terrorismo es algo que hay que erradicar de todas las sociedades. No se puede intentar imponer tus ideas mediante la violencia. Todo terrorismo pierde la poca legitimidad que puede tener, cuando este se desarrolla en un Estado democrático, ya que en un estado democrático todas las personas tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones. Y nadie, absolutamente nadie, tiene el poder de acabar con la vida de otro, lo mismo me da que sea por motivos políticos, ideológicos o religiosos, nadie tiene derecho a quitarle la vida a otra persona, ya que el derecho a la vida es el derecho más elemental que existe.

Y es que la grandeza de la democracia es que se hace lo que las mayorías mandan, se podrá estar de acuerdo con la mayoría o no, pero hay que aceptarlo e intentar convencer a la gente mediante argumentos, y no mediante bombas. Algo que a día de hoy parece que todavía no ha comprendido el mundo etarra y quienes les legitiman. Ya que cada día está más claro, y las últimas detenciones lo demuestran, que la actual tregua no es más que una nueva tregua trampa con la que intentar colar a Sortu en las instituciones. Esperemos que esta vez no vuelvan a engañar a ZP. Y esperemos que el Gobierno, utilizando los instrumentos que nos ofrece el Estado de Derecho, logre de una vez por todas acabar con esta banda de asesinos que ya han causado la muerte de casi 1000 personas.