Descargas

No más cortinas de humo

En el blog de esta semana voy a hablar sobre la nueva ocurrencia del gobierno de ZP, que no es otra, que limitar la velocidad en las autovías y autopistas a 110 km hora, alegando que con ello lo que se pretende es reducir el consumo de combustible.

Desde mi punto de vista, esta medida más que ser una medida que busca el ahorro energético, es una clarísima cortina de humo, que lo único que pretende, a parte de que las arcas del estado ingresen durante los 4 meses que va a estar vigente una importante suma de dinero por las multas sancionadas, es ocultar los verdaderos problemas a los que se enfrenta día a día la sociedad española, como son la actual situación económica y el tener la mayor tasa de parados de toda la historia de la democracia.

Y es que creo que Zapatero, lo único que busca al aprobar esta medida, es que en los medios de comunicación y en la sociedad en general, se debata sobre si esta medida sirve para algo o no. Trasladando así a un segundo plano lo que verdaderamente importa a toda la ciudadanía, que no es otra cosa que saber cuando vamos a empezar crear puestos de trabajo, cuando vamos a empezar a ver la luz al final del túnel.

Primero hizo algo parecido con la ley del aborto, aprobando una ley que ni tan siquiera llevaba en su programa electoral, para lograr así que el debate político girara en torno al aborto si, o al aborto no.

Posteriormente se saco de la manga la ley antitabaco, a pesar de que hace tan sólo 3 años obligó a los empresarios hosteleros a realizar una importante inversión económica para habilitar en sus establecimientos unas zonas específicas para los no fumadores. Haciendo que tal inversión se haya quedado en agua de borrajas, ya que ahora ha prohibido fumar en todos los establecimientos, sin dar a los empresarios ninguna compensación económica por el dinero invertido. Pero desde mi punto de vista Zapatero logró su objetivo, que no era mejorar la salud de la ciudadanía, ya que si fuera así prohibiría su venta, sino que consiguió que durante unas semanas la gente se olvidara de la crisis económica y el paro, pasando la ley antitabaco a ocupar todas las portadas de los medios de comunicación.

Y ahora con esta nueva improvisación buscan más de lo mismo, ya que el consumo que se van a ahorrar con esta reducción del límite de velocidad es mínimo, si lo comparamos con el combustible que se ahorra realizando una conducción eficiente, concienciando a la gente de la importancia que tiene el conducir con marchas largas, sin pegar acelerones de golpe. Y es que hay un sinfín de medidas muchísimo menos impactantes con las que se podía haber logrado reducir la demanda energética en un mayor volumen, pero tales medidas no hubieran tenido la repercusión mediática que está teniendo esta, tales medidas no hubiesen servido para lograr el verdadero objetivo de ZP, que no es otro, que intentar que se hable lo menos posible de la crisis, el paro y su nefasta gestión económica.