Descargas

Salvador pide que se garantice en España el pleno desarrollo del derecho de libertad religiosa

(UPN/13.1.11) El diputado de UPN, Carlos Salvador, ha registrado una proposición no de ley, para su debate en comisión, en la pide al Gobierno que se adopten las medidas necesarias “para garantizar en España el pleno desarrollo en el ejercicio del derecho fundamental de libertad religiosa (art. 16.1 Constitución Española), en cumplimiento del deber de cooperación con las confesiones que el Estado tiene atribuido por el art. 16.3 CE, en especial con la Iglesia Católica, conforme al tenor literal del citado artículo”.

A través de esta iniciativa solicita que el Congreso condene “todos los atentados que se han dirigido y perpetrado contra las comunidades cristianas en el mundo y manifieste su apoyo y solidaridad para con las víctimas directas de los mismos así como para con la totalidad de la comunidad cristiana en el mundo”.

Asimismo, Salvador muestra “el rechazo de plano a todo acto de persecución que sufren determinadas comunidades religiosas, cualquiera que sea la confesión que practiquen y el lugar del mundo en el que se produzcan, por el mero hecho de pertenecer a ellas y de vivir conforme a sus creencias”.

Carlos Salvador insta también al Gobierno de España a condenar todos estos ataques, “que son una realidad constante en las sociedades de muchos países, especialmente el asesinato a cristianos en Egipto durante la pasada Navidad”.

El diputado regionalista solicita igualmente a través de esta PNL llevar a cabo las acciones necesarias para garantizar la igualdad de todas las personas, sin que exista discriminación alguna por razón de religión, “comprometiéndose a no aprobar acción alguna dirigida a marginar ninguna confesión religiosa, especialmente la católica, profesada por la gran mayoría de la sociedad española y comprometerse plenamente a perseguir las ideologías del odio y del fanatismo fundamentalista que incluirá desde la debida tipificación de las manifestaciones de intolerancia, la consecuente aplicación de las leyes penales y la exigencia de responsabilidad a los delincuentes hasta la promoción de valores cívicos que combatan tanto la violencia por motivos religiosos como la ideología que la hace posible y la justifica”.

Finalmente, Salvador ha reclamado “una respuesta concertada de la Unión Europea con objeto de garantizar la protección de los cristianos y del resto de comunidades religiosas minoritarias en el ejercicio del derecho de libertad religiosa en todos los países, especialmente en Oriente Medio, de acuerdo con la reciprocidad con la que los Estados miembros se respetan los derechos de sus ciudadanos”.

Salvador ha recordado que recientemente se han producido toda una serie de “terribles atentados” contra distintas comunidades cristianas en el mundo: la matanza de la catedral de Sayedat al-Nayat en Bagdad (58 asesinados) o el atentando en la iglesia de Al Kidissine, en Alejandría (21 asesinatos). Junto a ellos, se han dado distintos ataques en Filipinas, Nigeria, Indonesia, China, Cuba, Sudán y la Isla de Java, entre otros, e incluso en España, con el intento de incendio de una iglesia en Majadahonda (Madrid).