Descargas

¡A la faena!

Ya estamos inmersos en el curso político. Ya celebramos el acto inaugural del mismo en Cadreita. El desorden de las horas del verano ha dejado paso a los horarios espartanos de las clases, del trabajo, de las actividades extraescolares, de los compromisos adquiridos de septiembre a junio.

En nuestra “empresa”, en Unión del Pueblo Navarro también ha llegado la hora de la programación. En nuestro caso de septiembre a mayo. Ya falta menos para el cuarto domingo de mayo, el día 22, el día de las elecciones forales y municipales.

Ya ha llegado la hora de concretar, de decidir, de hacernos presentes de nuevo en nuestros pueblos y ciudades. De dar la oportunidad a los ciudadanos de poder elegir a los representantes de UPN si así lo desean. Y lo digo porque no en todos lo sitios lo pueden hacer. Aún existe mucho miedo. En muchos sitios. En demasiados.

A partir de ahora ya sólo depende de nosotros, de las gentes de UPN, de los que estamos y estáis apostando por un proyecto bueno para Navarra y para nuestros pueblos. Del mejor proyecto. ¡Tenemos una buena marca y lo sabemos! ¡Somos especialistas en Navarra y lo sabemos! Y además a partir de ahora vamos a tener a los mejores candidatos para ello. De momento ya tenemos a Yolanda Barcina. Sin duda la mejor candidata que ningún partido político puede tener. De hecho me consta que más de uno la hubiera querido tener en sus filas… y más de dos… pero ella está con nosotros, con Unión del Pueblo Navarro, con UPN y esto lo tenemos que aprovechar.

No podemos ni debernos preocuparnos por lo que van a hacer los demás. Yo doy por seguro que todos los partidos políticos se van a presentar en todos los pueblos y ciudades de nuestra querida Navarra. Y a mí no me tiene que importar. A mí me importa lo mío. Lo que haga Unión del Pueblo Navarro, que es mi partido. Si luego resulta que los demás no pueden o no son capaces de presentarse en muchas localidades mejor que mejor… pero yo a lo mío, a hacer mi tarea… que no es poca.

Se inicia el curso y tenemos que ir a por todas. Así que ya lo sabéis (yo ya lo sé)… ¡a la faena!