Descargas

El desfile de la Fiesta Nacional

Debo confesarles que me encantan los desfiles militares, mi madre fue hace años enfermera militar, trabajaba en el Hospital Militar de Zaragoza y desde siempre nos ha inculcado un especial cariño hacia las Fuerzas Armadas.

En mi casa desde siempre el desfile de la Fiesta Nacional se veía en familia, como se ve el discurso del Rey en Nochebuena o las campanadas en Nochevieja y pasados ya muchos años de esa entrañable cita familiar, sigo con esa costumbre.

Los silbidos y abucheos al presidente del Gobierno y la ausencia de la bandera de Venezuela han marcado este martes el desfile con motivo del Día de la Fiesta Nacional, que ha estado presidido por los Reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía, y en el que han desfilado más de 3.000 militares, 153 vehículos y unas 50 aeronaves de las Fuerzas Armadas.

Como en los últimos cinco años, el desfile comenzó con abucheos y pitos de parte del público dirigidos al presidente del Gobierno. Sin embargo, este año, las muestras de desaprobación han quedado amortiguadas y José Luis Rodríguez Zapatero no las ha escuchado de manera tan intensa como en otras ocasiones, aunque sí en momentos muy significativos y emotivos como el homenaje a los que dieron su vida por España e incluso en la llegada de la bandera nacional.

Estoy de acuerdo en queMe parece una falta de educación no guardar el debido silencio en el momento en que se está rindiendo honores a los militares fallecidos la gente pueda protestar y opinar lo que quiera pero en el momento del homenaje a los caídos por España se debe guardar silencio, se rinden honores a aquellos que dieron su vida por intentar hacer que este país sea un mundo mejor para todos nosotros, no se rinde homenaje al presidente del gobierno. Los abucheos pueden esperar y gritárselos cuando se acabe el homenaje o en cualquier otro momento no relevante del acto.

Existe un millón de motivos para abuchear a ZP. Yo tb lo haría si me lo cruzara por la calle. Sinceramente el desfile no me parece el lugar adecuado.

Al que no le guste Zapatero que no le vote o que se manifieste el resto del año, pero déjennos disfrutar a los que vivimos esta fiesta como propia. La Fiesta Nacional es la fiesta de todos.