Descargas

UPN advierte que EA será un «vientre de alquiler» para escaños de Batasuna

(Agencias/13.09.10) UPN espera que Batasuna «no se cuele por la puerta de atrás en las instituciones» como a su entender hizo hace tres años con las siglas de ANV, por lo que ha advertido a EA de que su papel con el reciente acuerdo alcanzado con la izquierda abertzale es hacer de «vientre de alquiler» para conseguir escaños. Así lo ha señalado en conferencia de prensa la presidenta del partido, Yolanda Barcina, tras el Comité Ejecutivo de UPN celebrado hoy, en el que se han analizado cuestiones de actualidad en el panorama político navarro.

Tras condenar los sucesos ocurridos hoy en el chupinazo de Alsasua, donde varios cargos de UPN han sido objeto del lanzamiento de huevos, Barcina ha apostado por «seguir trabajando por ganar espacios a la libertad», al tiempo que ha reiterado su rechazo a la «tregua-trampa» decretada por ETA, organización a la que ha instado a «disolverse».

En este plano, ha advertido de que ETA «no debe volver a las instituciones» y ha recordado que «hace tiempo UPN habla de la radicalización de Nafarroa Bai», de forma que ha considerado una «prueba palpable» de la misma el acuerdo alcanzado recientemente entre EA y Batasuna.

Así, ha considerado a EA un «vientre de alquiler» para hacer que «no se cumpla la ley de partidos y Batasuna llegue a las instituciones», mediante un acuerdo que une a EA, que «tiene marca pero no votantes», con Batasuna, que «tiene votos pero no marca por su ligazón a ETA».

En otro orden de cosas, el Comité Ejecutivo de UPN ha analizado el proceso preelectoral interno y ha valorado la «buena marcha» que lleva la elaboración del programa electoral, «con unos objetivos muy concretos y muy ilusionantes» que pretenden «consolidar la recuperación económica de Navarra, crear empleo y también potenciar la modernización y el impulso social» de la Comunidad foral.

Para ello, una herramienta esencial son los presupuestos, un ámbito en el que Barcina ha dicho que, allí donde tienen la responsabilidad de gobierno, quieren guiarse por el «rigor presupuestario, evitar endeudamientos y propiciar el estado de bienestar» y como ejemplo ha puesto al Ayuntamiento de Pamplona, donde pretenden no pedir deuda «aunque podamos».

También se ha referido a los Presupuestos Generales del Estado y a la negociación con PNV de un PSOE en minoría, por lo que ha advertido de que en esta relación con los nacionalistas «una sola injerencia en asuntos referentes a Navarra hará incompatible cualquier negociación entre el Gobierno de España y nuestro partido».

Preguntada si consideraría «injerencia» la repetición del acuerdo del pasado año para subvencionar a las ikastolas navarras, Barcina lo ha admitido y ha reiterado: «Todo lo que haga referencia a acciones que tienen lugar en nuestra Comunidad tendrían que contar con nuestro visto bueno. Si no, son muy libres de acordar lo que quieran, pero de ningún modo nosotros nos sentaríamos a negociar».

También se ha referido a la revisión de los términos del Convenio Económico entre el Estado y Navarra, que por tratarse de un asunto económico, «lógicamente tiene que tener incidencia en los presupuestos, tanto forales como nacionales», pero ha advertido que su negociación «no está ligada directamente a ningún voto».

Preguntada por la invitación realizada en las últimas semanas por CDN a UPN para unirse a las conversaciones que mantiene con PPN de cara a las próximas elecciones, la presidenta regionalista ha dicho que no se ha tratado este asunto en la reunión, si bien ha mostrado su «disposición» para hablar con un partido «con el que tanta colaboración hemos tenido en los últimos años», como es el convergente. Sin embargo, ha advertido de que en esta posible negociación, a UPN la formación de CDN «no nos puede pedir más que lo que en el año 91 pidió el PP».