Descargas

1 de septiembre

El 1 de septiembre de cada año parece como sí empezase un año nuevo y no sirve de nada esperar al 31 de diciembre para comenzar a pensar en nuevos proyectos, nuevos deseos y nuevas propuestas para el nuevo curso que acaba de comenzar. Es como si en esta fecha fuese el comienzo de algo nuevo en nuestras vidas y volviesemos a sentir que somos capaces de embarcarnos en nuevas historias.

Es cierto, que el 1 de septiembre la gente vuelve al trabajo de nuevo con un sindrome llamado «post vacacional», real o no, dicen los expertos que afecta a un elevado número de trabajadores, y que se va a la segunda semana de volver a lo que llamamos normalidad.

Sea cierto o no, lo que si es real es una sensación de desasosiego ante la vuelta al trabajo, un hastio provocado por las maratonianas jornadas laborales, una vuelta a la rutina, unos horarios que nos marcan el quehacer diario, etc.

Pero, debemos de entender que  no tiene por que ser triste, sino debemos ser conscientes de una nueva etapa, en la cual nuevos proyectos e ilusiones pueden ser un antidoto ante la tediosa rutina.

Al contrario de estas situaciones en los mayores, los niños regresan a las aulas con energías renovadas, estrenando libros y cuadernos, dispuestos a comenzar un nuevo curso lleno de experiencias, el deseo de la vuelta al cole para disfrutar de sus compañeros y compañeras de clase, un mundo lleno de incógnitas y cuestiones por aprender, y sobre todo, una sonrisa en sus caritas que demuestran la ilusión de lo nuevo, el reencuentro con sus amigos y la vuelta al cole como una aventura excitante por descubrir.

Así, deberíamos todos afrontar esa vuelta a la rutina, a los horarios y a los retos diarios que nos hacen seguir viviendo. Por ello, os deseo a todos que seguis nuestros blogs, que seamos todos capaces ante el nuevo curso, de entender que se trata de una nueva oportunidad de comenzar de nuevo.