Descargas

Los anuncios de prostitución y la explotación sexual de la mujer

Uno de los compromisos más destacados del presidente Zapatero en el debate sobre el Estado de la Nación se produjo como respuesta a la intervención del diputado de UPN, Carlos Salvador, y tenía que ver con la eliminación de los anuncios de prostitución en los medios de comunicación.

UPN ha sido pionero a la hora de proponer medidas efectivas, alejadas de los discursos estériles y grandilocuentes que nunca se tornaban en cuestiones prácticas, para erradicar la publicidad de una de las mayores lacras que padecen muchas mujeres en el siglo XXI: la esclavitud sexual.

Nuestro grupo ha presentado, con este objetivo, una Proposición de Ley en el Parlamento de Navarra, además de una Proposición No de Ley en el Congreso de los diputados y de una interpelación a la ministra de Igualdad.

Hasta ahora, muchos partidos y muchas instituciones habían pedido a los medios de comunicación que contienen este tipo de anuncios que se autorregularan, pero eso no ha sucedido.

Ya en 2007, la comisión mixta de Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades del Congreso y el Senado, en una ponencia sobre la prostitución en nuestro país, expresa cómo la prostitución en los países ricos tiene una relación directa con la feminización de la pobreza, situación en la que se encuentran fundamentalmente las mujeres migrantes.

En esta ponencia se señala también la relación directa que existe entre la prostitución y el tráfico y la trata de mujeres, un fenómeno que, lejos de decrecer en Europa, se incrementa, contribuyendo así a la violación de derechos fundamentales como el de la libertad, la igualdad, la seguridad o la libre elección del trabajo.

Además, la comisión mixta anteriormente mencionada solicitaba a través de su informe a los medios de comunicación “que, en el marco de sus códigos deontológicos, se planteen la renuncia a la publicidad relacionada con el comercio sexual, para impedir el negocio de las organizaciones mafiosas dedicadas al comercio sexual”.

Pero la realidad es que muchos medios han preferido sucumbir a la gran cantidad de dinero que mueven estos anuncios, 40 millones de euros sólo en 2009, que optar por defender la dignidad de la mujer y evitar que las mafias puedan publicitarse en periódicos, radios y televisiones.

Sólo en el año 2009, 1300 mujeres fueron víctimas de explotación sexual. Esta es una realidad a la que las administraciones públicas deben dar una respuesta directa, sin volver la mirada hacia otro lado.

Si algunos medios de comunicación no eliminan los anuncios de prostitución, el Parlamento tiene dos opciones: o bien declara ilegales estos anuncios y prohíbe su publicación, o bien pide a las administraciones públicas que dejen de contratar publicidad con aquellos medios que los publiquen.

UPN ha registrado una Proposición de Ley en el Parlamento de Navarra que pretende precisamente esto, que ni el Gobierno, ni los ayuntamientos, ni otras administraciones que se financian con el dinero de todos los ciudadanos puedan publicitarse en periódicos, radios o televisiones, que contengan anuncios de explotación sexual.

Nuestro partido estará siempre del lado de la igualdad de la mujer y en contra de cualquier tipo de vejación de sus derechos y de su sexualidad.

Por ello, UPN respaldará las iniciativas que se presenten en las Cortes Generales encaminadas a erradicar los anuncios de explotación sexual de la mujer y espera obtener el apoyo de los grupos parlamentarios a la Proposición de Ley que, con este fin, ha presentado en el Parlamento de Navarra.

No sería justo acabar este artículo sin agradecer el compromiso que algunos medios de comunicación, como el que publica este artículo, tienen a la hora de no incluir este tipo de anuncios, a pesar de que eso supone renunciar a una ingente cantidad de dinero.

Los principios deben estar siempre por encima de los resultados económicos y la explotación sexual de la mujer no es algo que deba medirse en euros, sino en dignidad, humanidad y libertad.