Descargas

UPN apuesta por el apoyo a las pymes, la generación de empleo y la flexibilidad en la reforma laboral

(Agencias/21.7.10) UPN ha presentado en el Congreso un total de 17 enmiendas al proyecto de ley de la reforma laboral con los objetivos fundamentales de apoyar la actividad de las pymes, fomentar la generación de empleo y aumentar la flexibilidad laboral en las empresas.

La normativa laboral española, ha señalado en conferencia de prensa el secretario de comunicación de UPN, Sergio Sayas, data de hace más de treinta años, de una época en la que el tejido empresarial se basaba en grandes compañías, pero esa situación ha cambiado y en este momento, ha dicho, una de las «grandes necesidades» de la economía es ayudar a las pymes.

El fomento de las pymes es una de las «reformas estructurales» más importantes de España, ha indicado Sayas, quien ha destacado que, en ese sentido, la reforma laboral «llega tarde» y es «insuficiente».

Por este motivo, UPN ha presentado 17 enmiendas (9 de adición, 6 de modificación y 2 de supresión), una de las cuales plantea que, ante despidos por causas económicas, se deba justificar que esa reducción de plantilla va a mejorar los resultados y la viabilidad de la empresa, con el objetivo de evitar el «despido fácil», ha explicado Sayas.

Asimismo, UPN propone enmiendas para priorizar el pacto entre los trabajadores y las direcciones de las pymes, unas empresas, ha aseverado, en las que en ocasiones no se puede llegar a acuerdos debido a la «rigidez» del actual modelo de negociación colectiva.

Otra de las propuestas de UPN es que los trabajadores despedidos en un ERE tengan un derecho preferente de reingreso en la empresa en los treinta meses siguientes cuando se produzcan vacantes superiores a un mes de duración, para que el «sacrificio» que hacen los empleados en este tipo de expedientes, ha afirmado, se vea «recompensado».

Los regionalistas pretenden asimismo generalizar el contrato de fomento para evitar la «dualidad» en la contratación existente ahora en el mercado laboral español e introducir la posibilidad de que en las pymes sin comité de empresa se pueda elegir un máximo de tres representantes de los trabajadores para negociar con la dirección.

Por otro lado, Sayas ha apuntado que, según la normativa actual, en los EREs que afectan a menos de diez trabajadores la vía de recurso es la laboral judicial y, en los que afectan a más de diez, la contencioso-administrativa y al respecto UPN plantea en una enmienda homogeneizar este mecanismo para que la segunda sea la única vía de resolución de conflictos por expedientes.

Finalmente, ha comentado Sayas, UPN plantea que las causas de descuelgue de convenio no sean sólo por cuestiones salariales sino también por jornada laboral.

Sayas ha asegurado que reconocer estas facultades a las empresas por ley y querer fomentar el acuerdo entre trabajadores y direcciones no es una «contradicción» y ha apuntado que UPN sólo pretende que las pymes no se vean «ahogadas» por un sistema de negociación colectiva que está más orientado, ha dicho, a las grandes empresas.