Descargas

El precio de las cosas

Anuncia la ministra de Sanidad que a partir de  septiembre se va a  implantar  la factura simbólica o “factura en la sombra” con la intención de concienciar a los ciudadanos del coste de los servicios sanitarios a los que accedemos.  En Navarra, también el departamento de Salud anunció que iba a poner en marcha una campaña informativa de este tipo antes del verano. 

En un momento de crisis como el que estamos viviendo en el que la sostenibilidad del sistema sanitario se cuestiona constantemente  es importante que sepamos cuánto cuesta una radiografía, un fármaco o su estancia completa en un hospital. El sistema de Salud  arrastra una  deuda de  entre 7.000 y 8.000 millones de euros y es necesario adoptar medidas para reducirla y, sobretodo, para evitar que se incremente. 

A mí no me parece nada mal que de vez en cuando se nos recuerde el precio de las cosas y también de donde sale el dinero para pagarlas. Llevamos unos años viviendo muy bien, cada vez mejor y, sin darnos cuenta y, lo que es peor sin valorarlo apenas, hemos alcanzado unos niveles de prestación de servicios que nos parecen normales y no imaginamos el coste que conllevan.

En estos años de bonanza nos  hemos ido acostumbrado a consumir de todo, y también servicios,  a exigir calidad, rapidez y eficacia en la prestación y no hemos reparado en el coste económico que todo esto supone. Si hacemos memoria no hace tantos años cuando queríamos ir al médico no te daban cita por teléfono ni tenías un centro de salud cerca de casa, había que ir a coger un número, esperar media mañana a que te  atendiesen y si por un casual te mandaban a un especialista ¡para rato te dejaban elegir ni el médico, ni la hora, ni el día!   

Ahora toca recortar, reducir la deuda y controlar el gasto sanitario si  queremos seguir gozando de unos niveles de prestación como los que tenemos. Todo tiene su  precio lo pague quien lo pague,  se deben evitar los abusos y tener muy presente que  cuando paga la  administración estamos pagando todos.