Descargas

UPN propone llevar las txoznas de Barañáin junto a las pistas de atletismo

(DN/10.6.10) La instalación de las denominadas txoznas (puestos callejeros instalados por colectivos) durante las fiestas de Barañáin han vuelto a distanciar al equipo de gobierno (UPN) y a algunos colectivos populares. El cambio de la plaza de San Cristóbal, elegido el año pasado, por la Ronda Cendea de Cizur (a la altura de la pista de atletismo) ha sido cuestionada por algunos grupos representados en la comisión de fiestas.

El alcalde, José Antonio Mendive, mantiene la propuesta alegando la necesidad de rotar por las molestias que ocasionan a los vecinos.

La elección de la ronda Cendea de Cizur, que se cortará parcialmente al tráfico si finalmente los colectivos se instalan, fue anunciada hace varias semanas. Enseguida los colectivos criticaron la propuesta. Sin embargo, desde el equipo de gobierno se defiende porque «está en el cogollo de la fiesta, muy cerca de la feria de atracciones, y frente al campo, por lo que afecta a menos vecinos». Junto a la situación, recuerdan que plazas como San Cristóbal generan molestias a usuarios de garajes y a vecinos. «Nadie quiere tenerlos cerca y es lógico. El año pasado, a pesar de que cumplieron con los horarios marcados, también hubo quejas», sostiene Mendive.

El alcalde de Barañáin no quiere «dar más importancia» a lo que denomina «tira y afloja con algunos colectivos». Resalta que otros emblemáticos, como la comparsa de gigantes y cabezudos, se ha desmarcado de las protestas.

Del 23 al 27de junio

Pese a las diferencias de criterio, el edil no espera que haya una reacción de colectivos y vecinos como en 2008. Entonces, recién llegado a la alcaldía, propuso trasladar las txoznas al polígono industrial y quitarlas del patio del colegio Alaitz donde venían instalándose. Esa circunstancia y el recorte en algunos apartados generó una fuerte polémica y división ante las fiestas, con actos alternativos y boicot por parte de varios colectivos.

Para este año, explica José Antonio Mendive, se ha aceptado la petición de los grupos de volver a iniciar las fiestas en miércoles (23) y prolongarlas hasta el domingo (27). «Se trata de que no haya desencuentros ni cohetes alternativos», dice.

Respecto al año pasado, se producirá un recorte de unos 20.000 euros en el presupuesto. «Pasa de 80.000 a 60.000 y es la mitad de los 120.000 de 2008. Se explica dentro de la línea de recortes y de austeridad que se viene aplicando en el Ayuntamiento», asegura. El edil añade que pese a los recortes se mantiene, en líneas generales, la programación habitual. «Se hace lo mismo con menos dinero», concluye sin adelantar quien tirará el cohete.