Descargas

Pamplona vs política

Ayer celebramos el debate del Estado de la Ciudad. Allí  demostramos una vez más lo que todo el mundo ya sabe: que UPN y Yolanda Barcina son sinónimos de buena gestión.

El Ayuntamiento de Pamplona es el cuarto menos endeudado de España, después de quintuplicar el nivel de inversiones, el nivel de endeudamiento apenas lo ha hecho por dos… y todo esto manteniendo la contribución más baja de España.

Es decir, los ciudadanos pagan menos que en el resto de las capitales de provincia,  han disfrutado de un sensible cambio en Pamplona y, además,  manteniendo la deuda plenamente controlada.

Hoy los grupos de izquierdas, como está de moda, se meten con ese endeudamiento, olvidando que hace apenas seis meses, Nabai por ejemplo, proponía a través de enmiendas un importante aumento del gasto y la contratación de 39 personas más.

El de ayer fue además otro ejemplo de dos maneras de hacer política, de la que tanto hablo en este blog. Por un lado, un proyecto de ciudad definido y desarrollado durante más de una década, datos y nuevas ideas. Por otro lado, discursos partidistas, que nada tienen que ver con Pamplona ni sus ciudadanos y que desde luego podrían hacerse igual en el Congreso, en el Parlamento de Navarra o en el Ayuntamiento.

Es decir, volvemos a lo que publiqué en uno de los primeros posts, en los que me preguntaba por qué estamos en política. Ayer volvimos a ver que hay algunos a los que nos ilusiona trabajar por Pamplona (resulta hortera decirlo, pero me siento muy orgulloso de hacerlo) y otros que trabajan para ganar elecciones, o mejor dicho, para que otros no las ganemos.

Ellos verán sabrán.