Descargas

El Ayuntamiento de Pamplona cierra el ejercicio de 2009 con un superávit de 10,8 millones

(Agencias/25.05.10) El Ayuntamiento de Pamplona cerró el ejercicio de 2009 con un superávit de 10,8 millones de euros, una cifra que se ha obtenido “tras una planificación rigurosa y contenida después de más de dos años de crisis económica”, según defendió la concejal de Hacienda Local, Ana Pineda.

La edil resaltó en rueda de prensa que el Ayuntamiento viene adoptando “medidas que hagan que la gestión municipal sea más eficiente a la hora de elaborar los presupuestos, que en esta legislatura han tenido una evolución más restrictiva”.

En concreto, la reducción de gasto público desde 2007 ha sido del 20 por ciento con respecto al año 2007, lo que muestra que “el Ayuntamiento ha venido tomando medidas”. “Cuando se hace un presupuestos ajustado y se ve que la realidad económica puede llevar a una rebaja en la recaudación, limitamos también los gastos.

Se han establecido prioridades, se ha dado más importancia a las inversiones estratégicas y a las que tenían financiación de otras instituciones”, dijo. Además, Ana Pineda resaltó que ahora este superávit “significa que tenemos recursos para afrontar nuestras actividades presupuestarias y lo que queda disminuida es la deuda”.

“A corto plazo esto significa un volumen de carga financiera inferior, es decir, menos gasto corriente, y a medio y largo plazo el Ayuntamiento no contrae más obligaciones de devolución de préstamos”, dijo. En concreto, según los datos presentados por la concejal, la contratación de deuda prevista inicialmente se ha reducido a 15 millones de euros, una cuarta parte de las previsiones.

Además, Ana Pineda agradeció “el cuidadoso trabajo de todas las áreas del Ayuntamiento” y explicó que “todas han sido especialmente vigilantes a la hora de ejecutar sus contratos y a la hora de ejecutar su gasto”. La Junta de Gobierno local analizó esta mañana el resultado de la liquidación del presupuesto del ejercicio de 2009 y comprobó cómo la evolución de ingresos fue más favorable de lo previsto.

Así, destacan la ejecución de la partida de impuesto de construcciones, instalaciones y obras, situada en un 145 por ciento sobre lo presupuestado, y la enajenación de inversiones reales, en un 133 por ciento, seguidas por la de tasas, precios públicos y otros ingresos, en un 102,50 por ciento.

Reducción del gasto

En 2009, el presupuesto municipal fue un 2,74 por ciento inferior al de 2008, mientras que para 2010 ha aumentado en un 0,7 por ciento.

En total, a lo largo de la presente legislatura, el presupuesto consolidado (que incluye organismos autónomos y sociedades públicas) ha pasado de 355 millones de euros en 2007 a 285,6 millones en 2010, lo que supone un recorte del gasto público del 20 por ciento. Ana Pineda destacó la importancia de “prestar los mismos servicios con una mayor contención del gasto, pero manteniendo la calidad” y afirmó que ésta es “la línea en la que pretendemos seguir trabajando”.

En definitiva, la concejal de Hacienda Local se mostró “satisfecha con los resultados de 2009, lo que no significa que podamos trabajar con los ojos cerrados a la realidad social, porque hay una situación de crisis económica, las familias y las empresas están teniendo dificultades económicas, y eso nos hace ser más responsables con el dinero de los contribuyente”.