Descargas

Nabai, esos grandes equilibristas

Hay que reconocer a Nabai su habilidad para mantenerse en el alambre entre demócratas y batasunos, su estómago para mantener el equilibrio entre quienes están con las víctimas y quienes apoyan a sus asesinos.

El equilibrio se consigue de varias maneras:

– En primer lugar puede lograrse votando cosas distintas en distintos lugares. Por ejemplo, votando unas condenas en el Congreso de los Diputados, absteniéndose en el Ayuntamiento de Pamplona o en el Parlamento de Navarrra y votando directamente en contra en otras localidades, como Barañáin. Uxue Barkos es una auténtica experta en este método, ya que ella misma es capaz de apoyar una misma declaración en el Congreso y no hacerlo en el Ayuntamiento de Pamplona. Hace unas semanas nos explicó el porqué: en un sitio tengo unos votos y en otro otros… Es decir, ideología y honradez política a la carta.

– En segundo lugar la equidistancia puede conseguirse mediante la división de voto en un mismo grupo municipal o parlamentario. Por ejemplo, Batzarre apoya la ley de víctimas en el Parlamento o el Ayuntamiento de Pamplona, pero Aralar, PNV y EA se abstienen. Eso sí, después no pasa nada.  Tener posiciones distintas respecto a la dignidad que debemos a las víctimas del terrorismo no es lo suficientemente importante para ninguno de sus miembros como para romper la coalición. Es mucho más importante alcanzar el poder.

– En tercer lugar, el equilibrio puede lograrse mediante la clásica estrategia de las enmiendas de sustitución en las condenas. Durante su defensa se dice que son igual de firmes que las mociones originales y se realiza una intervención cargada de orgullo sobre la extraordinaria trayectoria de Nabai contra los terroristas y sus apoyos. Después, la enmienda resulta ser una filfa que calla más de lo que dice.

Sin embargo, hay situaciones que son terriblemente significativas. Ayer recordábamos a Tomás Caballero, un ejemplo de sacrificio absoluto para todos los que dedicamos parte de nuestro tiempo a la política.

Ayer el Ayuntamiento de Pamplona organizó un homenaje institucional frente a su tumba. Y allí, junto a su familia, fuimos concejales de UPN, del PSN y del PP y muchos cargos públicos de la Comunidad. Ninguno de Nabai.