Descargas

Familiares y compañeros de Tomás Caballero le recuerdan en el XII aniversario de su asesinato

(Agencias/5.06.10) Decenas de familiares, amigos y compañeros de Tomás Caballero recordaron hoy al concejal pamplonés asesinado por ETA en 1998, en un responso celebrado en el cementerio de Pamplona con motivo del 12 aniversario de su muerte.

Entre los asistentes, se encontraban la viuda de Caballero, Pilar Martínez, y sus hijos, además de representantes institucionales, entre ellos, la presidenta de UPN y alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, el presidente del Gobierno navarro, Miguel Sanz, y varios de sus consejeros, como Alberto Catalán, Maribel García Malo y María Kutz.

Tras una ofrenda floral, el sacerdote Santos Villanueva se dirigió a los presentes y les animó a trabajar por los demás, como hizo en su día Tomás Caballero. “Que sean muchos los hombres y las mujeres que desde la política trabajen para engrandecer el bien común, para que los derechos humanos sean respetados y para que todos podamos vivir en paz con trabajo y con dignidad”, pidió.

Además, Villanueva abogó también por la desaparición de “todo tipo de violencia y terror” y reclamó a la sociedad que “no se deje influenciar por el fanatismo, la intolerancia y el terror”.

A continuación, María Caballero, en nombre de la familia, agradeció el acto y lamentó la ausencia de su padre en estos doce años desde que ETA acabó con su vida cuando abandonaba su domicilio para dirigirse a su trabajo en el Ayuntamiento. “Lo hemos echado muchísimo en falta y lo hemos tenido presente todos los días durante estos doce años”, destacó.

Aún así, quiso dejar “bien claro” que ETA “no logró su objetivo de acabar con todo lo que representaba Tomás Caballero” como eran “sus valores de libertad, de creer en la democracia y en el estado de derecho”. “Eso es lo que a nosotros nos da mucha fuerza para salir adelante”, manifestó.

Para María Caballero, “lo que ETA quiso matar hace 12 años era a mi padre, pero por ser un hombre español, un navarro que quería a su Comunidad y un concejal de UPN, un partido que defiende los valores de la libertad y la democracia”, pero “no lo consiguió”.

“Hoy somos muchos más los que estamos aquí a este lado, llamando asesinos a los que son asesinos y dispuestos a tomar el testigo que él nos dejó. Por eso es importante mantener estos homenajes en los que se recuerdan a todas las víctimas que ha dejado ETA, a lo largo de su historia, que son más de 257 muertos y más de 1.000 heridos”, destacó.

Así, y tras asegurar que “seguiremos siempre reivindicando la memoria y la justicia de las víctimas”, señaló que “celebraremos el final de ETA, con un lugar de honor y de justicia para todas las víctimas de ETA”.

No obstante, Caballero destacó que no ve “inminente” el final de la banda terrorista aunque ETA “está más débil”. En todo caso, insistió en que “estamos muchos más a este lado, en el lado de quienes defendemos la libertad, la democracia y planta cara a ETA”.

“ETA acabó con la vida de mi padre, del marido, del abuelo, pero no ha conseguido acabar con la vida que quería, que era con la vida del concejal de UPN que defendía unos valores de compromiso con su comunidad y libertad, y que sabía llamar a los asesinos por su nombre”, ha añadido María Caballero.