Descargas

Varapalo socialista al sector del vino

La semana pasada, el grupo socialista del Senado sacó adelante la Ley General de Comunicación Audiovisual, ley en la que  queda prohibida,  en su artículo 18,  «la comunicación comercial televisiva de bebidas alcohólicas con un nivel inferior a veinte grados cuando se emita fuera de la franja de tiempo entre las 20.30 horas y las 06.00 del día siguiente, salvo que esta publicidad forme parte indivisible de la adquisición de derechos y de la producción de la señal a difundir».

Se presentó una enmienda para suprimir dicho artículo, pero ésta no prosperó porque lo impidió el  PSOE negociando con  CIU y  buscando el apoyo del grupo mixto después de una ajustada votación  que hubo que repetir hasta  tres veces por darse un empate a 128 votos.  UPN, sabiendo la importancia del sector del vino en Navarra,  votó a favor de dicha enmienda.

Con esta ley se pone de manifiesto una vez más la falta de coherencia del PSOE,  al que aquí en Navarra se le llena la boca hablando de las necesidades del sector del campo,  y en Madrid cuando tiene la posibilidad de actuar lo hace en su contra. Hace escasamente un mes,  concretamente el mismo día que el diputado Carlos Salvador y yo misma  habíamos concretado una cita con la UAGN,  el PSOE de Navarra visitó al sindicato y se comprometió con ellos a trasladar a Madrid sus preocupaciones. Puede que ahora, a la vista de lo último que han aprobado,  ningún otro sector estratégico navarro se atreva  a confiarles sus problemas por temor a que se los agraven.

Con esta iniciativa el PSOE ha mostrado muy poca sensibilidad con los graves problemas que está atravesando el sector vitivinícola en todo el país,  y también en Navarra, que estos últimos años  viene sufriendo un importante desajuste entre la producción y  la comercialización que ha traído consigo un nivel de precios muy bajos. Por mucho que inventen un discurso favorable e  ironicen sobre los esfuerzos del gobierno de UPN cuando trata de abrir mercado en el extranjero al sector vinícola, no convencen a nadie si cuando tienen la posibilidad de actuar no lo hacen,  o si lo hacen,  sus decisiones empeoran la situación.

El vino es un producto que forma parte de la dieta mediterránea y su consumo moderado puede  tener efectos beneficiosos para la salud. No se puede comparar el vino con el resto de bebidas alcohólicas de alta graduación. Prohibiendo su promoción estamos dañando toda la industria que se mueve alrededor,  y en Navarra tenemos que tener presente que este es un sector estratégico y  que nuestros vinos forman  parte de la esencia y de la personalidad propia de Navarra. Seamos serios y no echemos piedras contra nuestro tejado.