Descargas

UPN seguirá trabajando por los cirboneros y exigiendo que se cumpla la legalidad

(UPN/7.01.10) El grupo municipal de UPN en Cintruénigo ha acusado hoy al alcalde de la localidad, el socialista Adolfo Navascués, de confundir el apoyo a sus proyectos con el interés de los vecinos y ha manifestado que “lo que está claro en realidad es que el alcalde no tiene el apoyo del pueblo, porque no tiene el del Pleno, ya que es incapaz de sacar adelante los asuntos municipales y de alcanzar el consenso”. 

Asimismo, los regionalistas han respondido a José Luis Izco, quien esta mañana ha ofrecido una rueda de prensa, “que se informe bien de los asuntos de Cintruénigo antes de hablar y meter la pata, tal y como hace siempre que habla, porque sigue el guión que le marca el alcalde sin tener ni idea de lo que pasa en la localidad”.
 
A juicio de UPN, lo que pasa en Cintruénigo es que el alcalde “está desgastado, es incapaz de sacar adelante los proyectos municipales y carece de respaldo popular. Por tanto, es él quien debe dimitir, primero por su incompetencia y después por su falta de apoyo municipal”.
 
En lo que se refiere a la sentencia dictada acerca de la licencia, el Grupo Municipal de UPN ha asegurado que la acata aunque no la comparta y ha anunciado que no dejará de defender ante los tribunales aquellas cuestiones que considere irregulares, a la vez que ha acusado a los socialistas de “carecer de talante democrático por afirmar que recurrir a los tribunales es trabajar contra el alcalde o contra el pueblo”. “Ir a los tribunales es sólo intentar defender la justicia y la legalidad”, han añadido los regionalistas.
 
Los regionalistas no se han sorprendido de las declaraciones de Izco ya que según han afirmado los socialistas creen que trabajar por el pueblo es decir ” amen” a todo lo que platean ellos. Asimismo, han precisado que UPN “no se inventa las cosas, porque el concejal de Obras, llevando ocho años como concejal y ejerciendo su cargo, adjudicó una licencia a su madre, algo que es completamente incompatible”. Por lo tanto, “o es un incompetente y no se ha enterado de que es una ilegalidad o actúa de mala fe”.
 
Finalmente, han asegurado que “UPN no es palmero de nadie y está en el Ayuntamiento para defender los intereses de los cirboneros y para hacer cumplir la legalidad de las resoluciones del alcalde. Que no se crea el alcalde que está por encima de la ley”.