Descargas

Renovación de los consejos escolares navarros

La renovación de estos estamentos puede parecer un mero trámite e incluso un tema nada interesante que no influye en el desarrollo educativo de los centros escolares. Nada más lejos de la realidad, ya que son los Consejos Escolares el fiel reflejo de la comunidad educativa de cada centro y el foro elegido para dirigir el presente y futuro de los colegios.

La participación como elemento crucial en el sistema educativo se hace visible en la composición estamental del Consejo y el carácter grupal hace que la opinión sea un elemento clave en la configuración del mismo. Se trata de un grupo en el que están representados todos los elementos humanos que forman esa comunidad educativa, y la pluralidad en su configuración y la opinión de sus componentes deben dirigir el trabajo del Consejo Escolar.

Atendiendo a esa participación, la representación en los Consejos debe ser un fiel reflejo de la idiosincrasia del centro, ya que se atenderá de una manera más real a los problemas, estando representadas todas las partes afectadas en el Consejo Escolar.

La implicación de los docentes y alumnos en este grupo atiende a un organigrama establecido y no cabe cuestionar su protagonismo, ya que son la muestra palpable tanto del funcionamiento y desarrollo como de la problemática del colegio.

Sin embargo, estoy convencida de que la representación de los padres debe tomar una relevancia mayor. No quizás tanto en la cantidad, ya que no se trata de un aumento de porcentajes o cuotas, sino de una mayor participación e implicación de las familias que conforman la realidad de los centros.

Se trata de  intentar que la pluralidad social de nuestros pueblos y ciudades se vea también representada en este organismo como una parte más de la comunidad social en la que estamos insertos.

Muchos de nuestros esfuerzos van dirigidos a una mayor atención a la diversidad en las aulas, en las cuales la integración, la inclusión y las adaptaciones son elementos comunes. También esa diversidad debe estar reflejada en el máximo organismo de representación de la escuela.

En esta sociedad de la globalización y la modernidad, de la inclusión y la integración, la participación y el compromiso debe existir una correlación en aquellas cuotas de logro participativo por y para todos. Entiendo que la implicación en el devenir continuo del día a día debe ser un elemento importante para crear algo que se ha venido llamando sociedad.

Si entendemos que la construcción de una sociedad es el trabajo unido y continuo de todos y todas, la participación en organismos como el Consejo Escolar, donde todas las familias pueden estar representadas sin exclusión, ha de animarnos a participar.