Descargas

En busca de un espacio político

Los representantes del Partido Popular en Navarra  en los preparativos de su congreso constituyente han decidido cambiar de estrategia y atacar directamente las actuaciones de los que fuímos compañeros de partido y estrategias. Se empeñan en cuestionar nuestro papel en las Cortes, el otro día fueron los señores Palacios y Cervera quienes nos acusaban de haber apoyado la Ley de Financiación, echando en cara al Diputado de UPN, Sr. Salvador, que participase en la votación siendo un tema que no nos afecta directamente. Si esto es así, se olvidan de decir que también participó el Sr. Cervera, que si el voto del uno fue decisivo votando a favor también lo fue el del otro votando en contra. ¿Por qué no se abstuvo el Sr.

Cervera o se salió del hemiciclo si le parece que el tema no le afectaba como representante de Navarra? ¿Por qué le recrimina a Carlos Salvador una acción que es exactamente la misma que ha hecho él? O se le ha olvidado a Santiago Cervera que él también es representante de Navarra sino no se entiende.

En la misma semana el Senador Palacios presenta un libro sobre la ruptura con UPN. Nunca hubiera imaginado que la ruptura del pacto UPN-PP diera tanto de si como para escribir un libro. Si comprendo, desde luego, que diese lugar a muchos artículos de opinión y a varios editoriales, como así ocurrió,  pero la verdad que tratar de estirar tanto el tema, como para llenar no se cuantas páginas, me parece cuando menos sorprendente. Si a esto le uno que conozco  al autor, el Sr. Palacios,  y que viví dicha ruptura con él en primera persona, compartiendo despacho y escaño, aun me sorprende más.

En aquellos días no logré sacarle una opinión, ni  conocí su postura de romper con UPN, darse de baja y  liderar  el nuevo proyecto de implantación del Partido Popular en Navarra. Ni él ni el Sr. Pérez Lapazarán, mis dos compañeros de UPN con los que llegué al Senado,  me llamaron para advertirme que se iban del partido. Me tuve que enterar por la prensa. Entiendo que era una decisión difícil para ellos y que hicieron lo que más les convino a nivel personal en ese momento. No les juzgo, ni les he juzgado,  ni se ha resentido mi relación con ellos, pero querer rizar el rizo es buscar perpetuarse en un  libro que, reconozco, no he visto.

Supongo que al Sr. Palacios le pudo  la emoción al sentirse presidente del PP en Navarra  y  pidió a Mariano Rajoy que le prologase el libro. Puede sentirse contento y satisfecho porque además ha traído a la presentación a Dolores de Cospedal.  Con estos gestos la dirección del Partido Popular salda su deuda de gratitud con él por su desleatad a UPN y alivia su conciencia  después de haberle dado la patada en la pugna por  la presidencia del partido en Navarra.

La Sra. De Cospedal ha querido en esta visita a Navarra arremeter contra UPN y contra su política diciendo que no sabe lo que defendemos ahora, aunque es muy sencillo entenderlo. En UPN defendemos lo que siempre hemos defendido; lo mejor para Navarra y para el conjunto de España. Así lo entienden la mayoría de los ciudadanos que nos otorgan su confianza para que les representemos. UPN, mal que les pese,  tiene un pasado reconocido, anterior al PP,  y tiene un futuro sin el PP, porque nuestro partido es un partido fuerte, unido y claro en la defensa de la identidad de Navarra.

No es UPN quien debe explicarse, son  otros los que tomaron las decisiones; la de separarse, la de iniciar una andadura en solitario y son ellos los que tienen que dar razones. Son ellos quienes tienen que justificar la necesidad de crear un partido distinto en Navarra para defender lo que ya defiende UPN.  Son ellos quienes tienen que inventar su ideario y su discurso. Son ellos los que tienen que buscarse su espacio político, y en esa búsqueda, por querer ir contra UPN, están yendo contra Navarra y contra los navarros, y así lo han demostrado al vetar todas las enmiendas que interesaban a Navarra en los Presupuestos Generales del Estado, y sólo porque las había presentado UPN. Y no podemos olvidar también su negativa a que fuese Navarra quién gestionase las multas de tráfico, lo que hubiera supuesto 5 millones de euros más para las arcas forales.

A la Sra. De Cospedal le diría que yo sigo siendo senadora de UPN por Navarra y sigo defendiendo los intereses de los navarros y los intereses de España tal y como me comprometí cuando me presenté a las elecciones.  La diferencia es que ahora lo hago desde el grupo Mixto y las decisiones las toma mi partido mirando a Navarra, no las toma el PP, que no sabemos a donde mira. A mí no me da tiempo a escribir un libro porque mis prioridades son otras: mirar al futuro y  poner todo mi esfuerzo y mi dedicación al servicio de mi comunidad.