Descargas

Aclaración sobre la rampa mecánica y su financiación

El miércoles día 11 publicaba Diario de Navarra una carta de la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Pamplona en la que se afirmaba que el Equipo de Gobierno municipal había poco menos que escondido que las rampas mecánicas de Apilagaña, recientemente inauguradas, han sido financiadas mediante al Fondo Estatal de Inversión Local.

El enfado (o la excusa para atacar una vez más a UPN y a su presidenta) está supuestamente motivado por una intervención de escasos 2 minutos de la alcaldesa, Yolanda Barcina, en la que en ningún momento se habla del presupuesto de la obra, ni por lo tanto de la procedencia de los fondos. Información que sí figuraba en la nota de prensa entregada en ese mismo momento a los medios que habían acudido y que recogía la participación del Gobierno central.

Pese a todo, a la portavoz socialista no le «extraña que haya pasado desapercibido este matiz  entre la ciudadanía».

Sin embargo, desde el Área de Participación Ciudadana y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento se ha informado hasta en 5 notas de prensa sobre la financiación de este proyecto dentro del llamado Plan E. Además, el día de su puesta en marcha se publicaron en los dos diarios regionales sendos anuncios en los que también se informaba de la participación del Gobierno central.

Por si esto fuera poco, se han buzoneado 7.000 folletos en la zona cercana a la obra en los que además del logotipo del Plan E, se detalla el presupuesto de la obra y su financiación.

Es decir, el matiz no es que haya pasado precisamente desapercibido.

Queda por tanto fuera de toda duda la lealtad del Ayuntamiento de Pamplona a la hora de reconocer a otras instituciones su colaboración en el desarrollo de nuestra ciudad. En este caso se trata del Gobierno de España, pero en otras ocasiones ha sido la Unión Europea o el Gobierno de Navarra que a través del Plan Navarra 2012, por ejemplo, está desarrollando numerosas e importantes obras en nuestra ciudad que multiplican el presupuesto para Pamplona del llamado Plan E.