Descargas

Pastillica va, pastillica viene

Eradio Ezpeleta Iturralde, parlamentario foral de UPN

(UPN/18.05.09) ¡Qué barbaridad! ¡No puede ser! ¿Pero es eso cierto? Pues sí, es cierto. El gobierno de Zapatero, socialista, está promoviendo dispensar la píldora del día después sin receta, sin edad, sin control médico, sin que lo sepan los padres, sin que sepan las usuarias lo que supone su uso continuado.

Yo ni soy médico ni del ámbito de la salud, soy persona con un mínimo de criterio y con los valores humanos que me han inculcado mis padres. Y yo si sé que la píldora del día después es un anticonceptivo hormonal que desordena el ciclo habitual del organismo para evitar que siga adelante tal y como la naturaleza lo ordena. Es decir, que provoca disfunciones hormonales y por lo tanto cambios de ánimo y trastornos físicos y psicológicos.

Es un medicamento ¿o no? Y que yo sepa los medicamentos deben estar bajo control, deben utilizarse con cabeza y con criterio médico. ¿Cuántas campañas se han hecho para evitar la automedicación? ¿Debemos hacerlas caso o no? Parece que no. Yo me revelo a eso. Y los medicamentos, ¿no deben estar fuera del alcance de los niños? Porque, me disculparán pero, con 13, 14 ó 15 años nuestras jóvenes son verdaderas niñas en esta materia.

También va a suponer un problema en la convivencia familiar. Los padres y madres están preocupados. Se ha creado una psicosis y una inseguridad en el ámbito familiar difícil de superar si esto va para adelante. Por eso me atrevo a hacer un llamamiento a los padres y madres. Os tenéis que revelar. Hay que movilizarse. No podéis, no podemos, estar parados. La propia Pilar Rahola, de ERC, dijo en un programa de televisión que con este tema y siendo madre ella se volvía muy carca.

Me apoyo en su frase por su preocupación, porque esto no es por ser de derechas o de izquierdas, progresista o moderno. La entiendo porque es madre. No comparto su afirmación de carca como si lo de carca fuera etiquetar a los que defendemos ciertos valores humanos y morales.

Hay que evitar lo que me dijo ayer una de mi pueblo: “nada mocé, a partir de ahora pastillica va pastillica viene, a destrozar juventudes y a angustiarnos los padres”. Esta mujer no tiene estudios pero está licenciada en la vida misma.