Descargas

Salvador pregunta al Gobierno central sobre la suspensión y los retrasos de varias obras en Navarra

(UPN/6.3.09) El diputado de UPN, Carlos Salvador, ha registrado varias iniciativas relativas a asuntos que el Gobierno central tiene pendientes con distintos municipios navarros. Se trata de la suspensión de las obras del Teatro Gaztambide de Tudela, así como el retraso en las obras de rehabilitación del Castillo de Marcilla y el mal estado del paso elevado de Villafranca.

Así, Salvador ha presentado una batería de preguntas sobre la «suspensión indefinida» de las obras de rehabilitación del Teatro Gaztambide de la capital ribera, dirigidas al Ministerio de la Vivienda, «administración pública responsable de la paralización y retraso de dichas obras» por ser la que ha llevado a cabo en exclusiva la licitación y la ejecución de la obra y que recientemente ha acordado dicha suspensión con la constructora ALCUBA, adjudicataria de las obras y que desde el pasado noviembre se encuentra en concurso de acreedores.

Carlos Salvador ha solicitado también al Gobierno central que concrete la duración del  plazo de suspensión y las razones que la justifican y que explique las razones por las cuales no ha optado por la resolución del contrato, que hubiese permitido la contratación de otra empresa para finalizar las obras. También pregunta al Gobierno qué cuantía va a destinar finalmente el al pago de esta obra y si la misma coincide con la prometida.

Asimismo, el diputado de UPN ha preguntado al Ejecutivo de Zapatero acerca del retraso en  las obras de rehabilitación del castillo de Marcilla. Ha solicitado que le informe sobre el estado del expediente administrativo así como de la cuantía que destinará para el pago de estas obras y de la fecha de abono de la misma, teniendo en cuenta que en los Presupuestos Generales del Estado para 2009 sólo se han destinado 30.000 euros, lo que supone un 0,3% del presupuesto total de la obra, cuando el Gobierno se había comprometido a financiar el 50% de la misma.

Por otro lado, en relación al mal estado del paso elevado de Villafranca, Salvador ha entablado contacto con Antonio González, presidente de ADIF. Dicha entidad pública se encarga del desarrollo  y la gestión de un sistema de infraestructuras ferroviarias seguro y tiene la competencia sobre dicho paso, de modo que «le compete tomar las medidas oportunas y con la mayor urgencia posible para poner fin a la situación de peligrosidad que actualmente existe».