Descargas

El centro de Sarriguren para personas con discapacidad estará listo en dos años

(DDN/15.1.09) Familiares de personas con discapacidad y políticos, encabezados por el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, colocaron ayer la primera piedra del centro para personas con discapacidad intelectual grave Las Hayas que se construye en una parcela de la segunda fase de Sarriguren. El edificio, que estará terminado para 2011, sustituirá al centro Santa María de Burlada, cuyas instalaciones han quedado obsoletas. Las Hayas duplicará la actual oferta de plazas para residentes que se ofrecen en Burlada, de 26 a 60 y dispondrá, además, de un centro de día con otras 20 plazas.

El acto comenzó a las 11 de la mañana junto a la parcela de 8.415 metros cuadrados, cedida por el Ayuntamiento del valle de Egüés al Gobierno de Navarra, donde en noviembre pasado comenzaron las obras del centro.

En una urna acristalada, el presidente Sanz, la consejera Maribel García Malo, la presidenta del Parlamento, Elena Torres, y el alcalde del valle de Egüés, Josetxo Andía, introdujeron dos ejemplares de la prensa local, el Boletín Oficial de Navarra, en castellano y euskera, una bolsa de monedas en curso, la cartera de Servicios Sociales y el Plan Navarra 2012.

La urna se enterró en un agujero dentro de la parcela. Sanz, García Malo y Andía echaron las primeras palas de hormigón y después les tocó el turno a Manuel Gómez Venegas y Carmen Baigorri, familiares de residentes del centro de Santa María de Burlada. "Nos encontramos en un momento de desarrollo de nuestra sociedad en el que debemos considerar que el aumento de la esperanza de vida en las personas con discapacidad intelectual ha producido un importante incremento de la demanda de atención residencial", destacó Sanz.