Descargas

La palabra cáncer

María José Vidorreta, parlamentaria foral de UPN

A todas las personas, hombres y mujeres, nos asusta y nos paraliza la palabra cáncer, pero la vivencia de esa experiencia es diferente y exclusiva en cada persona, al igual que son diferentes los miedos o los temores. Hoy, 19 de octubre, se conmemora el Día Internacional contra el Cáncer de Mama.

El cáncer es una enfermedad que puede afectarnos a todos por igual, a personas de todas las razas, edades, y condición social. Hoy en día viven más de 10 millones de personas que han padecido la enfermad. Y es que, los tratamientos contra el cáncer han evolucionado de manera vertiginosa.

Los nuevos tratamientos se incrementan, las investigaciones cada vez están más avanzadas y los investigadores tratan de encontrar la cura definitiva para esta maldita enfermedad.

Nuestra Comunidad es un buen ejemplo de ello. En Navarra se trabaja sin descanso, tanto a nivel de investigación como en la prevención.

Si hablamos de prevención no podemos olvidar que en Navarra, por ejemplo, se han realizado más de 600.000 exploraciones en la prevención de cáncer de mama, y de que el Instituto de Salud Pública dispone de la primera unidad de detención precoz de cáncer de mama totalmente digitalizada en España, lo que supone la desaparición de las radiografías convencionales.

Pero si de lo que hablamos es de los tratamientos, no puedo dejar de nombrar el edificio de radioterapia, paralelo al Hospital de Navarra, que cuenta con tres aceleradores para radiaciones, un equipamiento de simulación dotado de un TAC, así como de un simulador, un radioquirófano de cirugía mayor y control de implantes, una sala de braquiterapia y la gammateca o depósito blindado, muy importante y muy necesario.

En este día, no quiero dejar pasar la oportunidad de transmitir un mensaje de apoyo y ánimo a todas aquellas personas que en estos momentos están luchando contra esta enfermedad. Un mensaje lleno de optimismo y esperanza, ante un futuro lleno de nuevas oportunidades.

Pero tampoco puedo olvidar a todos los profesionales médicos, enfermeras y personal sanitario, que tan ardua tarea tienen por delante y que con tanta delicadeza la desarrollan.

Quiero agradecerles en mi nombre y en el de muchas personas que en estos momentos están en los hospitales o en sus casas sufriendo esta enfermedad. Y al personal sanitario, que cada día se entrega en cuerpo y alma por que los enfermos no pierdan la esperanza.

Les decimos gracias; gracias por cogernos la mano en momentos bajos, gracias por vuestros consejos y, lo más importante, gracias por salvar tantas y tantas vidas.