Descargas

Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza

Sergio Sayas, parlamentario foral de UPN

Celebramos hoy, 17 de octubre, el Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza, una situación, que según diferentes datos proporcionados por ONG´S y medios de comunicación, acaba con la vida de 25.000 personas en el mundo al día, entre ellas un bebé cada cinco segundos.

Sin duda alguna, los datos son espeluznantes y exigen medidas que nos impliquen de manera activa  y nos alejen de la pasividad y la distancia con que muchas veces observamos esta realidad.

Todos tenemos un importante e inexcusable papel a la hora de caminar hacia el fin de la injusticia que supone el hambre y la pobreza. Todos y cada uno de nosotros de forma individual en la medida de nuestras posibilidades y también todos de manera global a través de nuestras instituciones.

Navarra es la comunidad que más dinero destina a cooperación al desarrollo por habitante de todo el país: 22 millones de euros en el año 2008. Y cabe felicitarse por ello, pero teniendo presente a la vez que son muchas las cosas que quedan por hacer. El año pasado todos los partidos que formamos el arco parlamentario y las ONGS que trabajan en nuestra comunidad para erradicar la pobreza firmamos un pacto, un pacto que ha dado buenos resultados a lo largo de este ejercicio y que ha evitado que un tema como este fuese motivo de discrepancias políticas.

Todos hemos caminado juntos con este objetivo en el horizonte y con luces y sombras, y podemos decir que el camino emprendido ha merecido la pena y que ésta es la senda por la que debemos continuar.

Debemos seguir exigiendo al Gobierno de España que impulse compromisos referidos a la deuda externa, a los partidos políticos navarros que sigan realizando esfuerzos presupuestarios para que nuestra comunidad siga siendo solidaria con una realidad frente a la que ni debemos, ni podemos, ni queremos volver la cabeza, y a las ONG´s, que no desistan en el trabajo que realizan y que nos sigan poniendo cerca de la vista una situación que a menudo se nos olvida.

Tampoco podemos olvidar la realidad de mucha gente que vive en el umbral de la pobreza en nuestro país, en nuestra comunidad y en nuestros pueblos. Parece que las situaciones límites sólo se producen cruzando el mar hacia África, pero la verdad es que cada día más españoles viven ligados a la pobreza y a la exclusión.

Días como el de hoy tienen que servirnos para reflexionar y para movernos hacia el compromiso activo. Sólo si esto es así, tiene sentido que los conmemoremos. Con ese deseo escribo este artículo. Ojalá pocas veces más tengamos que escribir contra la pobreza porque por fin hayamos alcanzado el objetivo de vivir en un mundo mejor distribuido y más justo.