Descargas

«España, nación y libertad», por Fernando García de Cortázar

El historiador y catedrático de Historia Contemporánea Fernando García de Cortázar mantuvo ayer en Pamplona que la Constitución ha hecho a los españoles "más iguales y más libres" y que sería una pena que "por intentos de reformas, siempre mirándose al ombligo", se pierda "lo que tanto ha costado alcanzar".

"La unidad de España no está en peligro. Tampoco su idioma. Lo que sí puede peligrar es la igualdad entre los españoles, los derechos y libertades individuales de las personas a las que se obliga a hablar un idioma que no es el suyo, o si una política absurda de estatutos hace que se rompa el acuerdo y el consenso fundamental de la Constitución", dijo el historiador durante su intervención.

García de Cortázar hizo hincapié en la necesidad de reivindicar la Constitución española, "algo que en cualquier otro país europeo sería lo más normal, en algunas zonas españolas es realmente revolucionario decir que España es una nación de ciudadanos a través de una Constitución".

El ponente afirmó que hoy se debe defender la Carta Magna frente a la "pasividad, el todo vale o la agresividad de los nacionalistas". Señaló que éstos utilizan la publicidad y "un exceso de beligerancia en su discurso" para hacerse "dueños del lenguaje" y conseguir, por ejemplo, que en algunas zonas sea "llamativamente conflictivo" hablar de nación. O se evita la palabra España, dijo, utilizando términos como "estado español".

En el turno de preguntas, varios asistentes quisieron conocer la opinión del historiador sobre las iniciativas del presidente José Luis Rodríguez Zapatero en relación con la "memoria histórica". Fernando García de Cortázar respondió que le parecía "una barbaridad". Agregó que, además, los dos términos "son contradictorios, porque la memoria hace alusión a la subjetividad y la historia a un proceso objetivo". Subrayó que en la historia el poder "ha tratado de crear memorias históricas", algo que ocurrió, dijo, en el periodo de Hitler o en el franquismo.

Alertó también de las "manipulaciones en los textos escolares sobre la idea de España" que se pueden dar en comunidades con gobiernos nacionalistas. "En estos momentos, las naciones que tratan de afirmarse, lo primero que hacen es manipular la historia, porque las naciones sin historia no son naciones". E intentan crear, añadió, "una historia agraviada, siempre enfadada con el enemigo exterior".

Se le preguntó a García de Cortázar si considera "un riesgo" que el Gobierno central del PSOE "prefiera" alianzas con grupos nacionalistas antes que con el PP. El historiador respondió que "es absurdo cambiar un consenso del 90% de los españoles" que sumarían PSOE y PP, "por uno del 51, 52%". "Y no nos engañemos, una parte de ese grupo mantiene que España no existe. Y no se puede negociar la idea de España", subrayó.

Otro de los asistentes quiso conocer su opinión sobre "la importancia" de Navarra en España. García de Cortázar respondió que "Navarra debe representar lo que ha representado siempre, esa clara defensa de la idea de España frente, diríamos, a comunidades menos españolas como la Comunidad vasca".